¿Buscas un profesional para Ventanas de PVC en Valencia?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Ventanas de PVC en Valencia

Las ventanas limitan la frontera entre el interior y exterior de nuestro hogar, nos proporcionan luz natural, ventilación, protección, equilibrio, belleza y seguridad. La correcta elección de una buena ventana, junto con un sistema de aislamiento y una correcta instalación, nos permitirá a largo plazo ahorrar, economizando en combustible y electricidad en épocas de frío y calor. Junto a las puertas son las zonas de mayor vulnerabilidad en nuestro hogar, por lo que su resistencia y seguridad son puntos importantes también a la hora de una correcta elección.

El PVC, o policloruro de vinilo, es un material derivado del plástico que se destaca por sus cualidades de resistencia, estabilidad y durabilidad, convirtiéndose en un elemento muy empleado para la fabricación de estructuras para el hogar. Desde hace tiempo la carpintería de aberturas de PVC se ha ido posicionando como una gran alternativa a la hora de decidirse por un sistema eficiente para el hogar. A diferencia de las ventanas de madera y otros materiales de similar competitividad como el aluminio, el PVC presenta características propias de aislamiento, resistencia y condensación, además de muchos otros beneficios.

Veamos a continuación en detalle las características que hacen único a este material.

Aislamiento acústico y térmico

Estas ventanas ofrecen el mejor aislamiento térmico y acústico gracias a la cualidad “no conductora” del plástico. Su conductividad térmica es un poco más baja que la madera y muchísimo más que la del aluminio. Además, el aire encerrado en las multicámaras de los perfiles, hace que la aislación térmica sea óptima. Para reforzar esta aislación también podemos optar por un "vidrio flotante", que consiste en dos vidrios separados por una cámara de aire seco, disminuyendo la pérdida de temperatura casi en un 100%. Esta clase de vidrio funciona como aislante térmico y también como aislante acústico, otro punto fundamental para el confort del hogar. Si vives en una zona de alta contaminación sonora, debes darle mucha importancia a este aspecto, el ruido puede afectar tu salud, impedir el descanso y generar estrés.

Eficiencia energética

Gracias a su elevada capacidad aislante, el ahorro energético experimentado en los espacios donde son instaladas es notablemente superior en comparación con el uso de ventanas fabricadas de otros materiales. Esto favorece considerablemente al gasto en calefacción que puede medirse hasta en tres veces superior al producido por el uso de ventanas de aluminio en condiciones análogas.

Condensación

Otra de las características que hacen a este material favorito es el bajo grado de condensación que experimentan con los cambios de temperatura y humedad. Al ser un material plástico los perfiles de PVC no condensan humedad en ellos. Otra de las ventajas es la supresión de la sensación del frío al tacto, que podemos experimentar en otros materiales como el aluminio.

Respetuoso con el medioambiente

Como sociedad cada vez más consciente de los problemas ambientales la elección de materiales respetuosos con nuestro entorno es fundamental. Las ventanas de PVC son 100% reciclables, y gracias a sus beneficios de aislamiento, reducen también el consumo energético. Además, la producción de PVC tiene bajos niveles de contaminación y la energía utilizada para su fabricación es mucho menor que en el caso de las ventanas de madera.

Larga duración, bajos costes y fácil mantenimiento

No solamente ahorraremos en consumo energético, sino que los precios de las ventanas de PVC en su mayoría están por debajo de las ventanas fabricadas en otros materiales que ofrecen características similares.

Por otro lado, al ser un material de larga duración (50 años aproximadamente) y que no necesita repintarse, es una alternativa que a largo plazo es más económica también.

El PVC es un material muy resistente a la abrasión, puede rayarse, pero nunca pierde su capa de protección a diferencia de la madera que puede perder su capa de barniz, o el aluminio que puede perder el lacado o anodizado.

Para su mantenimiento estos no requieren de ningún cuidado en especial, más allá de ser lavadas con agua y jabón, y engrasar los herrajes de manera esporádica.

A la hora de elegir las ventanas encontraremos también que existen diferentes tipos de aperturas, la elección por una u otra, dependerá de cada ambiente y de las necesidades de cada persona. Veamos a continuación lo ofrecido en el mercado.

Abatibles: está compuesta por una o varias hojas que se abren a un lado. No necesita mucho mantenimiento. Es una ventana cómoda, fácil y que se puede limpiar de manera sencilla.

De paño fijo: son de una sola hoja. Esta ventana es fija, como lo dice su nombre, significa que su función es solo iluminar ya que no pueden ventilar.

Guillotina: compuesta por dos hojas, donde solo la inferior es móvil con deslizamiento vertical. Permiten un flujo de aire libre y, como su sistema restringe la funcionalidad de la hoja superior, ayuda a mejorar el rendimiento térmico y la atenuación del ruido proveniente del exterior.

Basculante: se trata de un tipo de ventana que se abre oscilando sobre un eje horizontal o vertical. Ofrece luminosidad, es de fácil limpieza, pero su desventaja es que ocupa espacio al estar abierta.

Oscilobatiente: tienen la característica de poder abrirse según dos ejes. Un eje vertical guiado por las bisagras tradicionales de las ventanas abatibles, y unas bisagras en la parte inferior permitiendo su apertura mediante un eje horizontal, abriéndose por la parte superior.

Correderas: estas ventanas se deslizan sobre guías, de forma horizontal en sobre posición. Una de las ventajas de este modelo es que las hojas no necesitan espacio al abrirse. Su desventaja es que para limpiarlas a veces hay que quitar las hojas de los rieles.

Proyectable o proyectada: su apertura se realiza hacia el exterior, desde la base, con su fijación en la parte superior. Son muy empleadas en oficinas y en muros de cortina. Debido a su sistema, esta ventana ofrece una barrera única protectora frente a la lluvia pudiendo dejarla abierta para que el aire circule libremente.

Como ves este material presenta tantas ventajas que es normal que se haya posicionado como uno de los mejores. La elección del PVC para nuestras ventanas es una decisión acertada que nos permitirá disfrutar de todas sus características. ¡Buena suerte!

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies