¿Buscas un profesional para Ventanas Metálicas en Madrid?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Ventanas Metálicas en Madrid

Las ventanas son elementos de la vivienda a los cuales debemos prestarles mucha atención en el momento de construir o reformar la casa. Las ventanas decoran, proporcionan luz natural, permiten la ventilación de la casa, protegen de la climatología y de las temperaturas del exterior, aíslan de ruidos y garantizan la seguridad de la vivienda.

El aluminio es uno de los materiales que más abundan en la tierra, de color blanco con matices azulados. Es extraído del mineral de la bauxita, modificado, a través del proceso Bayer, en alúmina, para luego ser transformado en aluminio metálico mediante electrólisis y anodización. Este último proceso es el que otorga al material una mayor resistencia a la corrosión de los agentes químicos y una mayor dureza.

Este material ofrece mayor diversidad de formas y tamaños, permitiendo realizar una amplia variedad de diseños específicos en los perfiles de ventana, cualquiera sea nuestra necesidad o gusto. Las propuestas que realizan las ventanas de aluminio, marcaron un punto importante en el mundo del diseño y en la decoración de los hogares.

Lo primero que podemos definir sobre estas ventanas, es que el aluminio es un material liviano, lo que hace mucho más ligera a la estructura de la ventana, a diferencia de la madera o el metal. Es un material resistente, con un sistema que deja en su interior un vacío favoreciendo aún más que su peso sea inferior. Como ventajas de este material respecto de otros podemos decir que necesitan de poco mantenimiento, no se corroen ni se deterioran, poseen una superficie muy fácil de limpiar, su sistema evita la acumulación de polvo en la estructura de la ventana, el sistema de rieles no se obstruye y son muy fáciles de limpiar también , ofrecen una buena resistencia al fuego, podemos elegir dentro de una gran variedad de colores y texturas, es un material ecológico, y además representan una inversión muy económica, aunque este último punto dependerá del sistema de apertura elegido y del cristal seleccionado.

Según el sistema de apertura podremos encontrar diferentes tipos de ventanas. Dependiendo de cada ambiente y su necesidad podremos elegir entre unas u otras.

Pivotante. Este tipo de ventana posee una sola hoja con el eje giratorio en el centro. De esta manera la hoja de la ventana gira sobre dicho eje central permitiendo que la cara exterior gire hacia el interior de la habitación

De paño fijo. Como su nombre lo aclara, estas ventanas no tienen movimiento, por lo que no pueden abrirse, son fijas. Su función no es la de ventilar sino solamente iluminar.

Abatible. Compuesta por una o varias hojas que se abren hacia un lado, estas ventanas no necesitan mucho mantenimiento, son cómodas y fáciles de limpiar.

De guillotina. Están formadas por dos hojas que se deslizan de forma vertical, siendo solamente la primera fija. Gracias a la elevación de la hoja móvil, se permite la entrada de aire en la habitación, y gracias a la parte superior fija, se mejora el rendimiento térmico y acústico.

Oscilobatiente. Las ventanas oscilobatientes tienen la característica de poder abrirse según dos ejes. Un eje vertical guiado por las bisagras tradicionales de las ventanas abatibles, y unas bisagras en la parte inferior permitiendo la apertura mediante un eje horizontal, abriéndose por la parte superior.

Correderas. Ofrecen un sistema de desplazamiento lateral, deslizándose mediante guías unas sobre otras. Poseen la ventaja de no necesitar espacio para poder abrirse.

De celosía o salomónicas. Son utilizadas generalmente para la ventilación. Están compuestas por varias hojas horizontales que se abren en forma conjunta. Las celosías pueden graduar la apertura de la ventana según la necesidad de la persona, permitiendo su apertura total o con cierta inclinación.

Proyectable o proyectada. Su apertura se realiza hacia el exterior, desde la base, con su fijación en la parte superior. Son muy empleadas en oficinas y en muros de cortina. Debido a su sistema, esta ventana ofrece una barrera única protectora frente a la lluvia pudiendo dejarla abierta para que el aire circule libremente.

El inconveniente de las ventanas de aluminio es que este material es un buen conductor térmico, que permite que el frío y calor pasen fácilmente al interior de la vivienda. Por eso el tipo de perfil utilizado es fundamental para un buen aislamiento. Existen dos tipos de ventanas según los perfiles utilizados.

Ventanas de aluminio simple. Son conocidas como ventanas de aluminio de serie fría, debido a su baja capacidad aislante, tanto acústica como térmica. Se recomienda utilizarlas para cerramientos donde no importe su capacidad aislante o para contraventanas.

Ventanas de aluminio de rotura de puente térmico (RPT). Estos perfiles incorporan elementos que separan los componentes internos de la ventana de los externos, de esta manera se mejora el aislamiento de la misma. El RPT evita que la cara interior y la cara exterior entren en contacto, intercalando un mal conductor térmico, como suele ser un perfil de plástico.

Para atacar los problemas de aislamiento térmico y acústico se utiliza también lo que se llama "vidrio flotante". Consiste en dos vidrios que están separados por una cámara de aire seco, que funciona como aislante térmico y acústico. Disminuye las pérdidas de calor en casi un 100%, disminuyendo también por consecuencia, el consumo de energía.

Los herrajes de la ventana son otro punto a tener en cuenta para la aislación. Es recomendable que sean multipunto. Esto significa que la abertura queda asegurada en diferentes puntos del perímetro. Los herrajes multipunto junto con un correcto uso de burletes, brindarán a la vivienda una mayor hermeticidad y un mejor control de temperatura y sonido.

Todas las ventanas de aluminio ofrecen una larga vida útil y son de mantenimiento sencillo. Solamente necesitan ser limpiadas con agua y jabón neutro, engrasar los herrajes y las piezas móviles con aceite, que esté exento de ácido, cada cierto tiempo. Estas ventanas poseen una elevada estabilidad estructural ya que son un material rígido, por lo que mantienen la estanqueidad de la ventana con el paso de los años.

Elige las más adecuadas para ti en función de tus necesidades y recuerda el aspecto estético de tu casa para una correcta elección de colores. ¡Disfruta de tu hogar!

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies