¿Buscas un profesional para Suelos?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

Hablan de nosotros

20 minutos logo El economista logo El mundo logo Intereconomía logo T magazine logo

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Suelos

Elegir el suelo que utilizaremos en nuestro hogar no es una tarea sencilla. Al entrar en una casa es inevitable dirigir nuestra mirada hacia abajo y contemplar el suelo de la misma.
Debemos tener en cuenta factores como la durabilidad, la estética, el uso que le daremos, el coste, las tendencias, entre otros. El suelo correcto puede darte o quitarte estilo, luz, sensación de amplitud, por lo que la decisión de cuál elegir debe ser pensada y meditada.
Debes saber que todos los pavimentos no son iguales. Si no se instalan correctamente, pueden traer problemas de humedad o posibles percances. Todo ello puede traernos gastos y problemas a evitar.
Antes de adentrarnos en algunas de las opciones que encontraremos en el mercado, nos gustaría darte algunos consejos para empezar.

El estilo que buscas

Los distintos tipos de suelos combinan con diferentes estilos. ¿Qué decoración deseas para tu casa? Minimalista, ecológica, clásica, tradicional, son algunas de las opciones que podrás encontrar. Podemos apreciar que un suelo de cemento o piedra, encaja perfectamente con el estilo minimalista, mientras que los pavimentos de madera son la mejor opción para el clásico.
Si ya tienes un estilo determinado en tu hogar, tenlo en cuenta a la hora de cambiar o reformar el suelo.

La habitación a la que irá destinado el nuevo pavimento

No tienes que elegir solamente un único tipo de pavimento para toda tu casa, puedes combinar diferentes suelos para cada habitación.
No es lo mismo el suelo de la cocina, que el del dormitorio. Las características de cada uno te darán la pista de cuál es el más conveniente. Por ejemplo, el de la cocina suele utilizarse con frecuencia y ensuciarse con gran facilidad, por lo que no es recomendable la madera ya que esta requiere de un cuidado especial, mientras que tenemos la opción de los laminados, que son fáciles de limpiar y cuidar, además de ser cómodos para estar largo rato mientras cocinas. En una habitación es conveniente elegir pavimentos más cálidos, como la madera o los textiles.

El Mantenimiento del suelo

Como decíamos anteriormente, no es lo mismo un suelo con suelo laminado que uno de madera. El cemento y concreto son materiales fáciles de mantener y de larga duración. Y esto último nos da otro punto a tener cuenta, que es la durabilidad de cada suelo. Un suelo de piedra, una vez que se dañen deberán ser reemplazadas en su totalidad.
Tener en cuenta el mantenimiento que conlleva cada estilo de suelo, te permitirá elegir el más adecuado para ti.

Por último, en lo que se refiere al precio, es importante saber, que no siempre el más caro es el que mejor se adaptará a tus necesidades. Muchas veces los suelos poco asequibles son los que más cuidados requieren y los más difíciles de mantener.

Ahora sí, conozcamos algunos de los tipos de pavimentos más utilizados:

Madera

Ideal si lo que deseas es un suelo cálido y de estilo clásico. Además de su calidez, se caracteriza por su perdurabilidad. El suelo de madera es el más fácil de confundir ya que muchos materiales como el laminado, copian su resultado. Puedes encontrar suelos de diferentes maderas, las más comunes son las de pino, roble y arce, pero también encontraras de nogal, cerezo y haya.
Su uso más común está en las habitaciones y en las salas. No uses este tipo de suelo en baños.
El promedio de durabilidad de estos pavimentos, si bien depende de la madera utilizada, es de ocho años aproximadamente.

Suelo Laminado

Una alternativa más económica al de suelo de madera es el laminado. Estos son colocados sin tornillos, ni clavos ni pegamento. Se apoyan sobre una superficie lisa las tablas y se encastran, por lo que su instalación es bastante sencilla. Tienen la ventaja de poderse colocar sobre suelos ya hechos.
Son resistentes, duraderos, térmicos y acústicos, y su relación precio-calidad es alog a tener en cuenta. Tampoco se manchan y son fáciles de mantener.
Puedes escoger entre diferentes terminados, diseños y colores, entre ellos madera, cerámica o piedra.
Como desventajas podemos encontrar que no pueden ser reacabados, se pueden rallar, deben reemplazarse si se rompen y no tienen el mismo atractivo que la madera cerámica o piedra. El pavimento laminado es recomendado para zonas de alto tránsito en el hogar y para zonas húmedas.

Moqueta

Este suelo dará a tu habitación confort y calidez. Son fáciles de instalar (si bien se deben utilizar químicos para el pegado que requieren ciertos cuidados), ofrecen aislamiento acústico y térmico, y son económicos. Con el pasar de los años, la moqueta ha ido mejorando y ampliando sus opciones. Desde nuevos colores y diseños hasta nuevas fibras e instalaciones más rápidas. Si quieres que tu habitación sea elegante podrás encontrar modelos llenos de estilo, si buscas confort podrás encontrar alfombras altas y gruesas. También si deseas proteger el medio ambiente hay opciones de materiales reciclados y renovables.
Sus desventajas son su manchado fácil, el cuidado que se les debe proveer, no resisten al agua y a la humedad, y si no se limpian puede generar muchos gérmenes y bacterias.

Concreto

Estos suelos se están haciendo bastante populares. No solo es moderno y duradero sino que el coste es bajo comparado con otras opciones. Son extremadamente duros y resistentes, tacones altos, patas de mueble o garras de animales no estropearán tu pavimento.
Mantener un suelo de concreto de forma óptima no requiere de mucho trabajo. Debe ser sellado o encerado cada 4-6 meses dependiendo del tráfico que tenga, y para su limpieza diaria, se pueden realizar con agentes neutrales y una fregona.
Debido a que el concreto tiene una superficie plana y libre de poros, bultos o defectos, en un futuro, podremos instalar sobre este, cualquier tipo de suelo.
Sus desventajas son que es duro y frío, la instalación puede dañar paredes y muebles si no se hace con cuidado y no ayuda a reducir ruidos.

Estos son algunos de los suelos que el mercado nos ofrece para la decoración de nuestra casa. Recuerda tener en cuenta la función que le darás, el lugar en donde lo colocarás y la cantidad de tráfico que tendrá que soportar.
No te precipites, compara precios, pon en la balanza los pros y contras, elige el más adecuado para ti, y disfruta de tu hogar.

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies