¿Buscas un profesional para Suelos Laminados?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Suelos Laminados

Has decidido colocar suelos laminados en tu hogar, y esta es una estupenda decisión para embellecer no solo los suelos, sino también todo el espacio donde lo colocarás. Los suelos laminados son revestimientos compuestos por varias capas, comúnmente de materiales derivados de la madera, y revestidos por un compuesto de resinas de melamina a alta presión, suelen llevar impresos dibujos o fotos realistas de toda clase de materiales como madera o ladrillo, y hasta incluso fotografías personalizadas.

Para colocar este tipos de suelos no necesitamos modificar el pavimento, sino que simplemente debemos instalarlo sobre el suelo uniforme, seco y limpio, con una manta homologada. La manta será la encargada de protegerlo de la humedad y del paso del tiempo. Esta clase de suelos son tan acogedores como los de madera maciza o multicapa, pero cuentan con la ventaja que son mucho más económicos y su instalación es muy sencilla ya que casi todos poseen el sistema de "clic", en el que las láminas van encajando entre ellas por presión. No hace falta barnizarlos, poseen un eficiente sistema de sellado que evita que se filtre el agua y una capa superior de resina que facilita la limpieza.

Puedes encontrar todo tipo de colores y acabados. Los tonos claros dan mayor luminosidad a los espacios modernos y naturales, además de aumentar la sensación de amplitud. El color gris, por ejemplo, se caracteriza por su magnetismo y es fácil de combinar ya que encaja en cualquier ambiente. Son los más novedosos en estética para el hogar conformando las últimas tendencias. El beige, por su parte, combina con todos los estilos dándole más protagonismo a la madera. Los tonos oscuros ofrecerán mayor calidez y distinción. Son ideales para generar contrastes por ejemplo con decoraciones étnicas o ambientes minimalistas. Existen también los tonos rojizos que aportan al espacio un toque de exotismo y bienestar. Los laminados naturales envolverán tu hogar con la calidez de las maderas clásicas como el roble, pino, haya y aportarán un estilo rústico único. Por último podremos encontrar tonos especiales que imitan la piedra, cerámica o el metal, ideales para espacios modernos.

Respecto de los acabados podemos encontrarnos con suelos de acabado liso, que dan a este un aspecto ligero y de suave tacto. Con acabados de poro que poseen un brillo similar al satinado y una porosidad clásica aportándole al suelo un carácter universal. El acabado aserrado ofrece las estrías clásicas de la madera natural. También está el estructurado de marcado acabado de relieve poroso, ideal para el estilo rústico. Y por último el acabado sincronizado, de relieve poroso que imita las vetas y los poros de la madera en cada lama fielmente.

La variedad de acabados y de colores de los suelos laminados es muy extensa por lo que podrás encontrar el que se adapte a la perfección con tu hogar. Recuerda el estilo de decoración y los tonos de los muebles que haya en ese espacio para poder combinarlos con el estilo y textura de las láminas. De esta manera generarás en el lugar una calidez única combinada con un sentido de la estética bello y armónico.

Una vez decidido el color y acabado de suelo que quieres para tu hogar, antes de comprarlo, deberás tener en cuenta el tipo de uso que le darás, quienes lo utilizarán y para qué parte de la estancia será destinado ya que existen diferentes tipos de suelo según su uso. Necesitarás un tipo de suelo diferente dependiendo de si es para ser utilizado por una pareja o una familia con hijos y mascotas, como también si será utilizado en una pieza o en la cocina, ya que en esta última estará mucho más expuesto al agua o manchas.

¿Cómo saber si el suelo que estoy eligiendo es de buena calidad?

Lo primero que debemos saber es que el espesor de las láminas aporta robustez al suelo, un clic más duradero y un mejor comportamiento acústico a la pisada, no necesariamente es un indicador de calidad. Una lámina de 12mm nos puede parecer la mejor opción porque vemos más material pero de nada sirve si la calidad con la que fue construido no es la óptima. Los materiales, los métodos utilizados para la fabricación y la calidad de la grabación en relieve son los puntos que debemos tener en cuenta para saber más sobre el suelo que estamos eligiendo. Comúnmente estas láminas poseen la calificación ISO 9001, que es una norma que certifica la calidad del producto. Es muy importante prestarle atención a la calidad de anclaje que posee, ya que las juntas pueden abrirse, arquearse, y exponer al material interior que es poco resistente, derivando en una degeneración mucho más rápida del suelo. Recuerda tener este último punto en cuenta a la hora de la elección del suelo, pide asesoramiento al personal con el cual estés realizando la compra, así evitarás problemas futuros.

Existen otras prestaciones que ofrecen los pavimentos laminados pensados para cubrir diferentes necesidades y facilitar su instalación y mantenimiento. El grosor de la lana, como vimos recientemente, aporta robustez y un clic más duradero. La opción antibacteriana, evita la formación de bacterias transmitidas generalmente por los zapatos o animales, ofreciéndonos así un espacio más sano. El antiestático que nos resguarda de las descargas de electricidad estática, como su nombre lo dice, y reduce también la acumulación de polvo y pelusa. La instalación en clic, que si bien la mayoría de las láminas que existen hoy en el mercado ofrecen este sistema, todavía podemos encontrar algunos suelos que para su colocación requieren de colas y adhesivos. La protección anti rayado es otra opción que podremos encontrar para aportar una resistencia extra. Y por último el sistema antideslizante, recomendado especialmente para los baños, el cual evitará resbalones generados por la humedad y el agua.

Sea cual sea tu elección encontrarás el suelo apropiado para ti, tómate tu tiempo, analiza el lugar donde lo colocarás, ten en cuenta el estilo y decoración del espacio para combinarlos junto con el pavimento. No olvides saber cuál será el uso que le darás y presta atención a los puntos vistos sobre la calidad de los materiales. Todas estas consideraciones harán que tomes la decisión correcta y puedas gozar de tu nuevo suelo sin inconvenientes. ¡Disfruta tu hogar!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí