¿Buscas un profesional para Suelo de Madera?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Suelo de Madera

A la hora de escoger un suelo para un ambiente, la madera suele ser uno de los principales materiales en la lista de opciones predilectas, los motivos son varios. Es un material vivo que ofrece calidez y naturalidad a nuestro hogar, cumpliendo un papel muy importante en la decoración de interiores. Es resistente, duradera y agradable, soportando el paso del tiempo como muy pocos otros materiales. Veremos que existen muchas opciones para estos suelos, dependiendo del sistema de colocación, su mantenimiento, tipo de madera, calidad y precio.

Para una mejor comprensión clasificaremos a los suelos de madera en dos grupos: tarimas y parquets. Veamos a continuación cada uno de ellos.

El término tarima flotante hace referencia, por lo general, a un pavimento de madera o imitación de madera, que no está clavado ni pegado al suelo. Poseen la ventaja de instalarse sobre el pavimento sin la necesidad de demoler el preexistente y pueden ser colocadas sobre cemento, ladrillos, suelos plastificados, tablones, etc.

Su instalación es muy sencilla, mediante un sistema de "clic" sin necesidad de ir pegadas o clavadas. Entre la tarima y el suelo se coloca una capa aislante, evitando así que la madera se deteriore al ser afectada por la humedad. Al no estar solidarizadas con el forjado poseen también propiedades acústicas a los ruidos de impacto, como los producidos por los tacos al caminar, ruidos que son transmitidos por la vibración de la estructura.

Dentro de las tarimas flotantes podemos encontrar las tarimas sintéticas y las tarimas multicapa.

  • Las tarimas flotantes sintéticas están conformadas de varias capas, comúnmente derivados de la madera. Son llamadas así debido a que en la última de estas capas, tienen impresa una imagen que imita a la madera. También son conocidos como suelos laminados, y últimamente han ganado bastante popularidad por su precio y variedad de colores y texturas.
  • Las tarimas flotantes multicapa, por otro lado, están compuestas por una base inferior de estabilización y dos o más capas de madera con tratamiento hidrófugo, unidas entre sí. La madera de calidad, denominada capa noble, se encuentra en la capa superior, y comúnmente es roble, cerezo o nogal. En las capas inferiores encontraremos tipos de madera de menor calidad como el pino o el arce. Estas tarimas se comportan muy bien ante los cambios de temperatura, y además están reforzadas con una capa de barniz, haciéndolas más duraderas.

Las tarimas macizas, por otro lado, son pavimentos formados por tablones, como el nombre aclara, de madera maciza de unos 20-22cm de espesor de una sola pieza. Una de los grandes pros que ofrecen es que tienen una superficie mucho más gruesa, esta será mucho más resistente a lijados y al propio desgaste. Cabe destacar que su precio es también más elevado que las otras opciones.

Su colocación puede ser pegada, clavada sobre rastrel, o flotante sobre tela de polietileno. Existen muchos tipos de madera con las que se las produce, cerezo, nogal, jatoba, haya, y roble entre otros, siendo este último el más utilizado. De este tipo de tarima podremos encontrar 3 variantes.

  • Las tarimas macizas multicapas: son las menos utilizadas y pueden colocarse tanto en forma flotante como adheridas al suelo ya existente. Están formadas por una estructura de tres capas de madera del mismo tipo, donde la capa superior tiene al menos 5mm de espesor, otorgándole una alta resistencia a la deformación y al impacto.
  • Las tarimas macizas interiores: estas pueden ir clavados en rastreles o pegados con material adhesivo. Se recomienda en este tipo de suelo realizar in situ el barnizado y lijado.
  • Las tarimas macizas para el exterior: estas maderas deben ser tratadas antes de su colocación, así se previene el ataque de insectos y hongos, las tarimas van montadas sobre unos rastreles y sujetas con elementos inoxidables.

La principal diferencia entre la tarima y el parquet es su tamaño.

El parquet está formado por pequeñas piezas que van creando dibujos y composiciones, mientras que la tarima, como vimos, se compone de tablas alargadas. El parquet se coloca directamente pegado al soporte mediante colas o adhesivos. Estos suelos están formados por piezas de unos 14mm de espesor, en los que 3-4 mm deben ser de madera maciza natural. Este detalle es fundamental para que se pueda acuchillar al menos 2 o 3 veces dependiendo el uso, de lo contrario si no tuvieran este espesor estaríamos ante un parquet de un solo uso, es decir que no podríamos lijar.

El parquet de madera natural está formado por tablillas pequeñas que dibujan mosaicos, son elementos de tres capas de madera pegadas, aunque la tablilla puede ser de una sola capa también. Al ser de madera natural presenta unas características únicas, cada pieza es exclusiva, sus granos, su veteado y sus nudos son distintos.

El parquet sintético lógicamente es más barato, tiene una base de fibras y una capa de material sintético que imita la madera, con un tratamiento de resina que lo endurece. Este parquet es poco común en los hogares, pero si suele tener uso en el ámbito industrial.

Los suelos de parquet pueden ser instalados encolando las tablillas al piso (este debe estar bien nivelado), o con el método flotante. En el caso del encolado en el piso, las tablas de madera van pegadas al suelo, su instalación es mucho más lenta pero de mejor calidad. El método flotante por su lado es el más conocido y económico, compuesto de una madera natural sobre una contrachapada, instalándose con comodidad sobre una lámina de espuma de polietileno.

Gracias a sus variables de colores y sus distintas formas de colocación, los suelos de madera son ideales para cualquier ambiente. Recuerda que de un buen mantenimiento dependerá la durabilidad de estos. No solo se requiere una barrida diaria sino también es importante limpiar los suelos con productos especializados. Coloca alfombras en las entradas de los ambientes, así evitarás que entre tierra o suciedad adheridos en los zapatos y provoque ralladuras al suelo. Evita las mopas mojadas, ya que el agua daña este tipo de material, en el caso que caigan alimentos es recomendable limpiarlo inmediatamente con un trapo húmedo, no mojado y evita también el exceso de cera.

Elige el mejor suelo para ti, si no posees experiencia, contrata a un profesional para su colocación, así evitaras un resultado no deseado, pérdida de tiempo y dinero. ¡Disfruta de tu hogar!

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies