¿Buscas un profesional para Reforma Integral en Madrid?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Reforma Integral en Madrid

Emprender la reforma integral de tu vivienda es una decisión muy importante que se debe planificar de manera adecuada. Es una de las decisiones más importantes en cuanto a hogar se refiere, ya que supone una importante inversión de dinero. Sin embargo, siguiendo las pautas adecuadas, es una gran oportunidad para adaptar la vivienda a tus necesidades y embellecerla. Es muy importante definir el importe que podemos o queremos invertir y si es necesaria la búsqueda de financiación ajena para completar nuestros costes. Este dato es clave, ya que el proyecto de reforma se adaptará en función de nuestro presupuesto.

Antes de empezar una obra debemos tener claro lo que vamos a hacer, conocer cuáles son nuestros recursos y posibilidades, y hasta dónde deseamos llegar. Partiendo del momento en comenzamos a emprender la reforma hasta que se termina pasará un tiempo, así que debemos meditar cómo afrontar el tema. A continuación analizaremos algunos puntos básicos a tener en cuenta para que la reforma sea un completo éxito.

Tener claro qué es lo que deseamos reformar. Sal por la puerta, entra y mira tu casa con otros ojos. Tómate tu tiempo para anotar todo los cambios o errores que veas (distribución, luz, aislamiento, etc.) Piensa cómo usas tu vivienda, qué te gustaría que tuviera, prioriza los cambios que quisieras hacer.

Es muy importante que antes de ponernos a pensar en qué materiales y estilos de decoración queremos, realicemos un chequeo del estado de las instalaciones. Es una tontería realizar un desembolso importante de dinero en azulejos o solados, si ante una avería en las instalaciones de fontanería, saneamiento o electricidad debemos romper el material para realizar el arreglo.

Mira a largo plazo. No es sólo saber de qué trata la reforma que vamos a realizar, sino de pensar a largo plazo. Así podrás observar algunos detalles que agradecerás en el futuro. De este modo, obtendrás una reforma duradera a lo largo de los años.

Distribución de los espacios. Conseguir una óptima distribución del espacio no es una tarea sencilla, por eso es recomendable contactar con un profesional que nos asesore. Esta persona se dedicará a plantearnos diferentes opciones en el mismo espacio que habitaremos. Muchas empresas disponen de este perfil y nos lo incluirán como un plus en el presupuesto final, sin añadidos.

Las calidades que buscas. Antes de pedir presupuestos debemos tener una idea de los acabados que buscamos: suelo, grifos, ventanales, mobiliario, baño, etc. La elección de cada uno determinará el presupuesto final a asumir. Si eliges un decorador, éste te ayudará con la elección.

Búsqueda de un equipo de trabajo. ¿Buscas un profesional en Madrid? La reforma completa de una vivienda es un proyecto en el que intervienen muchos elementos, por eso es recomendable formar un equipo de trabajo que nos ayude a llevarlo a cabo. Existen empresas que ofrecen un servicio integral para reformas y son un buen punto de partida. Esta elección es clave, debes valorar la experiencia en reformas similares que tenga la empresa, el conocimiento sobre temas de gestión de obras, temas de normativa, diseño, etc. Antes de comenzar la obra debemos tener en cuenta todos aquellos permisos y licencias que sean necesarios. La empresa que contratemos debe ayudarnos a gestionar los mismos, ya que muchas veces no sabemos qué debemos solicitar para comenzar la reforma de manera correcta. La elección de un buen profesional para llevar a cabo es imprescindible, él nos informará y ayudará a realizar estos trámites, que si no son abordados de manera correcta, podría traernos inconvenientes como retrasos considerables en las obras e incluso prejuicios de carácter económico.

Comparativa de presupuestos. Una vez seleccionadas las empresas que nos ofertarán el presupuesto de la reforma, comienza la dificultosa tarea de comparar presupuestos. Escoger un profesional basándonos solo en el precio final de la obra es un gran error y nos puede suponer un gasto tanto mental y físico, como económico. Es recomendable realizar la comparativa entre no más de tres o cuatro presupuestos. Debemos asegurarnos de que los presupuestos tienen las mismas referencias sobre el diseño y resultado final, para así analizar de manera equitativa las opciones. Es importante que la empresa integre todos los servicios que requiera la reforma (fontanería, carpintería, pintura, electricidad, demolición, climatización, entre otros), contemple el coste unitario de todas las partidas, el método de pago y el tiempo de trabajo.

Contrato y garantías. Una vez que hayas elegido la empresa para realizar la reforma, es imprescindible elaborar un contrato de obra, siempre bajo un presupuesto, ya que es la mejor manera de evitar posibles discusiones o contradicciones que puedan ir surgiendo. En el contrato deben quedar plasmadas las condiciones de trabajo y los posibles cambios a realizar.

Es muy importante que el equipo contratado sea interdisciplinar. Debe tener un arquitecto, el cual tendrá conocimiento de los planos, un diseñador de interiores, quien será el encargado de aportar las ideas sobre la decoración final y detalles, y por último, un jefe de obra arquitecto técnico que supervise todo el trabajo a realizar. Esta persona será nuestro pilar durante toda la reforma y coordinará al resto de trabajadores para que solamente tengamos que hablar con él.

Tener un papel activo durante la obra. Estar pendiente de la obra, ver cómo se va desarrollando, nos garantizará que, si hay algo que no nos gusta, pueda cambiarse a tiempo y no tengas que arrepentirte en el futuro. La casa debe quedar totalmente a tu gusto y en el caso de hacer una modificación respecto de la idea inicial, tú tienes la última palabra. Eso sí, tendrás que asumir las consecuencias económicas y técnicas que esos cambios ocasionen.

Por último, ten paciencia. La paciencia es uno de los principios básicos cuando estás en plena reforma ya que se requiere tiempo para que el trabajo salga bien. Es habitual que surjan imprevistos y hay que estar preparado para ellos. La reforma de una vivienda parece un trabajo tedioso y complicado, pero si has elegido a los profesionales correctos y tienes paciencia, podrás, al finalizar la obra, disfrutar de tu hogar tal como lo imaginabas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí