¿Buscas un profesional para Reforma de Cocina en Madrid?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Reforma de Cocina en Madrid

Tomar la decisión de reformar la cocina no es fácil, sobre todo si incluye realizar obras de albañilería, electricidad o carpintería, entre otros oficios. Se trata de algo que no solemos plantearnos, sobre todo por sus costes elevados y obras, pero planificando cuidadosamente todo el proceso, desde la renovación de las instalaciones hasta la distribución y colocación de los muebles, conseguirás un tiempo de obra perfecto, evitarás estrés y obtendrás el resultado de la cocina deseada. Manos a la obra.

Lo primero que deberíamos analizar es el espacio del que disponemos. Es importante contar con un plano de planta con las medidas exactas del espacio a reformar para evitar errores de cálculo. Recomendamos aquí la intervención de un profesional arquitecto, nos ayudará considerablemente con la distribución de espacios, sobre todo si la reforma implica tirar paredes, modificar instalaciones de agua y luz, o mover puertas y ventanas. Este diseño previo es muy importante, así lograremos el mejor resultado que se adapte a nuestras necesidades, nos ahorraremos gastos imprevistos y trabajos sin terminar.

Conoce cuáles son las necesidades de las personas que van a utilizarla, sus edades, gustos y costumbres. No es lo mismo cocinar a diario que solo los fines de semana. Es el momento de decidir si se desea una zona de oficina, si se va a dejar abierta al salón, etc.

Distribuye las zonas según la función. Una cocina bien organizada y funcional debe estar subdividida en tres áreas que estarán situadas en los vértices de un triángulo imaginario, llamada triángulo de trabajo. Estas áreas son: la zona de lavado, la de cocción y la de almacenaje. Si observamos que es necesario caminar alrededor de una isla, o sorteamos muchos obstáculos para llegar a cada zona, quiere decir que el diseño no es el más apropiado.

La elección de materiales y revestimientos es otro punto muy importante a tener en cuenta. Considera los pros y contras que tienen los diferentes materiales y selecciona los más adecuados para tu espacio, la cocina es un sector en constante uso y se ensucia mucho, por eso los materiales deben ser resistentes y de fácil limpieza. Especialmente trata de no renunciar a la calidad en los artículos que más se usan. Por ejemplo un frigorífico, una campana o una placa de cocción muy económica, probablemente tendrá una vida útil corta y tengamos que gastar más dinero para reemplazarlos.

Podemos elegir diferentes colores o tipos de azulejos para separar las zonas. Si contamos con una cocina amplia, podremos poner diferentes tonalidades para separar la zona de trabajo y el office. En lo que respecta a los pisos, podremos elegir diferentes tipos de materiales, algunos de ellos son: el porcelánico, la piedra natural, el cemento y la madera. Este último es el menos recomendable, debido a que es un material delicado y susceptible al agua, no obstante, se han desarrollado nuevas técnicas que han mejorado la resistencia de este material para poder ser utilizados en cocinas o baños, aunque son mucho más costosos.

Los muebles de la cocina son un punto importante también. Más allá de las tendencias y las modas, debes elegir qué mueble colocar según tu presupuesto, necesidades y comodidades, sabiendo aprovechar las ventajas de los muebles actuales sin olvidar nuestras preferencias. Compara la calidad de los materiales de las puertas, de los interiores, cajones y herrajes. Si tu presupuesto es reducido puedes optar por cambiar solo los muebles más necesarios pero de buenas prestaciones, en lugar de cambiar todos pero de baja calidad. Los materiales más comunes utilizados son la madera, y el pvc o melamina. También tienes la opción de trabajar con un carpintero para fabricar estos muebles a tu gusto y medida.

La importancia de la elección de los colores. Elige los colores a tu gusto pero sin olvidar la armonía. Esto no es una decisión fácil, si eliges colores demasiado atrevidos o sin ninguna armonía cromática, pueden llegar a pasar de moda rápidamente o convertirse en una pesadilla diaria, al igual que unos colores apagados y sin contraste, darán la sensación de una cocina insustancial, sin gracia.

Ten en cuenta los colores de las paredes, los azulejos, el suelo, los muebles, las encimeras y los electrodomésticos. Así lograras una estética equilibrada y agradable. Por ejemplo, puedes combinar los colores más fuertes con los neutros, aunque esas decisiones van siempre de acuerdo con los gustos de cada uno. Por sobre todo la cocina debe agradarte a ti.

La elección de un grifo con manguera nos ayudará a limpiar las piezas de menaje más grandes, como las bandejas de horno, llenar el cubo de la fregona, entre otras. Es cierto que son algo más caros que los grifos comunes, pero luego nos facilitaran el día a día.

Priorizar los accesos fáciles a cubiertos y utensilios. Organizando tus artículos de cocina en torno a los aparatos más grandes, se puede planificar mejor el tipo de almacenamiento. Por ejemplo, que los envases de plástico y envoltorios estén cerca de la superficie de trabajo, al igual que los cubiertos y platos lo estén del lavavajillas. Esto facilitará mucho tus movimientos.

Escoge una buena iluminación. La falta de luz nos impedirá ver claramente si estamos preparando una receta correctamente y qué aspecto tiene. Pon las luces necesarias en el techo, no escatimes. Las luces led debajo de los muebles altos son una buena forma de evitar sombras que producimos nosotros mismos en la superficie de trabajo.

Por último aprovecha al máximo el espacio. Una cocina pequeña supone un agobio a la hora de cocinar, asegúrate que las puertas se abran sin problemas. Si la cocina es alargada debe ser suficientemente ancha para que quepan por lo menos dos personas, o que se pueda abrir la nevera sin problemas. Si la cocina es rectangular, recomendamos colocar un solo frente de trabajo, el resto de la habitación puede adornarse con estanterías, con la nevera, una mesa, etc. Para sensación de más espacio también puedes optar por muebles lisos con un color único, estos darán sensación de espacialidad, además de elegancia y unidad.

Estos son algunos de los puntos más importantes a tener en cuenta antes de comenzar con una reforma tan importante como lo es la cocina. Recuerda siempre trabajar con profesionales para evitar estrés, y pérdidas de tiempo y dinero. Tómate tu tiempo para tomar las decisiones correctas, no te apresures. Y recuerda nuevamente, que la principal persona a la que debe gustarle esta reforma es a ti. Disfruta de tu hogar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí