¿Buscas un profesional para Reforma de Baño en Madrid?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Reforma de Baño en Madrid

El baño es uno de los espacios más utilizados e imprescindibles de una vivienda. Puede que sea el lugar más pequeño de la casa, pero su reforma es sin duda, una de las tareas más difíciles cuando decidimos renovar el lugar en el que vivimos. Ya no es un espacio donde pasamos el menor tiempo posible, limitándolo al aseo básico y personal, sino que se ha convertido en una estancia verdaderamente única, donde podemos dedicarnos tiempo, estar un rato relajados y cuidarnos.

Una idea motivadora a la hora de reformar nuestro baño es la de pensar en el resultado final y en la estética que tendrá nuestro aseo. Cambiar la apariencia visual sustituyendo azulejos, sanitarios, modernizando las griferías, los accesorios, etc. Realizar una distribución nueva de los elementos de nuestro servicio, volviéndose la reforma aquí un poco más complicada.

Una equivocación en la reforma del baño no es tan fácil de corregir como en otras habitaciones. Es importante una buena planificación del proyecto a realizar y conocer las necesidades a cubrir. Por eso, sea una reforma estética, de funcionalidad, o ambas, veamos aquí algunos puntos a tener en cuenta para un trabajo exitoso.

Distribución de los elementos. Debemos definir qué aparatos sanitarios deseamos y cómo los vamos a distribuir. Tanto si tu baño es grande como pequeño, piensa en qué necesitas y dónde te gustaría posicionarlo. La distribución de cada uno de los elementos del baño no siempre es tarea sencilla, es necesario pensar en factores estéticos, de funcionalidad, y estructurales. Los inodoros, por ejemplo, suelen estar ubicados lo más lejos posible de la zona de acceso, es decir que queden ocultos o se vean lo menos posible desde la puerta. Si es factible, se recomienda diseñar para él una cabina o colocarlo tras un tabique. En caso contrario intentar ponerlo sobre la misma pared hacia la que se abre la puerta.

Orden de los trabajos. La reforma comienza con los cambios en su estructura, derribo de tabiques para ganar espacio. Después con la preparación de techos y paredes para la instalación del nuevo cableado, tuberías, etc. Colocación de revestimientos en suelos y paredes, e instalación definitiva de los sanitarios, griferías, puntos de luz y armarios. No coloques ninguna luz ni tomas de corrientes cercanos a duchas, lavabos o bañeras, esta regla es establecida por el Reglamento Electrónico de Baja Tensión.

Funcionalidad. Adecua las propuestas más punteras a la realidad de tu baño y de tu vida. Demasiados muebles, o que estos sean demasiado grandes, los colores oscuros o una decoración recargada solo aportarán una percepción del tamaño visualmente menor. Si buscamos una mayor amplitud, podremos sustituir nuestra vieja bañera por un plato de ducha. Si bien, este es un punto muy personal, de esta manera, no solo ganaremos amplitud, sino que ahorraremos en agua, además de facilitar el acceso a personas mayores o con movilidad reducida.

Simplifica el recorrido de las tuberías de suministro y desagüe para evitar problemas y reducir el coste final de la obra. Coloca una llave de paso por cada sanitario, así evitarás tener que cortar el agua si hay una fuga o se rompe una tubería.

Materiales y revestimientos. Normalmente los revestimientos de los baños, al ser una estancia húmeda, han sido realizados con los llamados azulejos. Estos se dividen en azulejos cerámicos, gres, gres extrusionado y porcelánicos, colocados de menor a mayor dureza y resistencia. Todos son una mezcla de arcillas a las que se las somete a un prensado y una cocción. Existe una variedad inmensa de ellos con texturas y colores diferentes.

Respecto al suelo, podremos renovarlo sin necesidad de obras, existe pintura especial o revestimientos que se posicionan sobre las baldosas, las recubren y aportan una nueva apariencia a nuestro suelo. También existen materiales sintéticos para aplicarse directamente sobre los azulejos y así evitar su reforma.

No tengas miedo a la hora de combinar diferentes revestimientos. Puedes colocar uno para el suelo, otro para paredes e incluso más de uno para destacar, por ejemplo, zonas de bañera y ducha. Un consejo aquí importante, intenta evitar revestir todos los parámetros verticales del baño hasta el techo, esto resérvalo solo para la zona de la ducha y bañera. El espacio restante quedará mucho más estético y actual si revistes hasta una altura aproximada de 1,10 metros y el resto solo aplicas pintura.

En lo que respecta a la madera como material para revestir el baño, sí es posible instalarla, tanto en parámetros como en muebles bajo lavabo. Deberán ser maderas aptas para el agua y la humedad, como las maderas tropicales por ejemplo. También existen pavimentos y revestimientos de gres que imitan con gran precisión las texturas y colores de la madera.

Iluminación. El baño suele ser una de las habitaciones más pequeñas del hogar, pero se necesitan casi tantos puntos de luz como en un salón. En este espacio se crean diferentes ambientes que requieren de luces diferentes. Podremos instalar dos fuentes principales de luz, una que alumbre el lavabo y otra más indirecta para el baño en general. Otra opción para obtener luminosidad y espacialidad es la colocación de espejos.

Ventilación. Hay gente que mantiene el habitáculo del baño completamente cerrado, sin ventilación ni extracción del aire o humedades acumulados. Esto, sin duda, es un gran error porque podrá generar moho y desfavorecer la higiene de nuestro aseo. El tema de la ventilación es fundamental a la hora de crear o reformar un baño. Tener una buena circulación de aire y disponer de un ventilador o extractor es perfecto a la hora de disfrutar plenamente de un aseo.

Si lo que buscamos es intimidad y que los vecinos no puedan tener acceso visual podemos optar por instalar ventanas altas.

Piensa en todo lo que desea reformar, instalaciones, aparatos, distribución, grifería, mamparas, espejos, azulejos, etc. Defina todo lo más posible. Pida presupuestos y compárelos. Recuerde que los presupuestos deben estar hechos con los mismos materiales, para poder realizar una verdadera comparativa. Una vez decida la empresa con la que trabajarás, realiza un contrato por escrito incluyendo plazos de comienzo y finalización.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí