¿Buscas un profesional para Pintura Integral en Sevilla?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Pintura Integral en Sevilla

Sabemos que renovar nuestro hogar cada cierto tiempo nos sirve para recargar energías, cambiar la rutina y emprender nuevas dinámicas de vida. Cambiar la distribución, los muebles o añadir nuevos detalles son algunas de las opciones más utilizadas sin recurrir a una reforma que demande la realización de una obra. Dentro de estas reformas que no requieren de obras, la pintura es el instrumento ideal para dar un aire renovador integral a nuestro hogar. Conseguiremos actualizar cualquier estancia dándole más luz y ampliando visualmente el espacio.

Antes de comenzar con la elección del color o los colores que utilizaremos debemos tener en cuenta algunos puntos muy importantes. El resultado final debe estar acorde con todos los espacios. Esta suele ser una de las decisiones más difíciles en lo que refiere a cambiar la decoración de cualquier habitación. Existe una amplia gama de colores por lo que nos preguntaremos ¿cuál es el mejor para cada estancia?

No existe una única opción ni todos los colores sirven para todos los espacios. Debemos aprender a tener en cuenta las características de cada estancia, pensar qué deseamos transmitir. Los muebles, accesorios, ventanas, puertas, el tamaño de la habitación, también influyen en la decoración, por lo que debemos elegir el color pintura que se relacione con estos para dar una sensación de unidad y armonía al espacio. Por ejemplo, un cuarto pequeño no es recomendable pintarlo de colores oscuros ya que estos aumentarán la sensación de espacio reducido, es conveniente colores claros que nos ofrezcan amplitud e iluminen la estancia. También es importante prestarle atención a algunos aspectos acerca de la psicología del color, sobre todo cuando elijamos los dormitorios.

La psicología del color es un estudio dirigido a analizar la manera en que percibimos y nos comportamos ante diferentes colores, así como las emociones que generan en nosotros estos tonos. Por ejemplo, para la habitación de los niños las gamas de azules son una buena elección ya que estimulan la reflexión y relajación ayudando a calmar a los más pequeños. Otra opción puede ser el verde ya que este color evoca crecimiento, naturaleza y expansión, son ideales para estimular la creación de los niños. Cada estancia tiene su función y el color deberá acompañar a esta, el rojo en el cuarto de juego de los niños puede ser perfecto (energía, alegría, emociones), pero es posible que no sea el correcto para un dormitorio donde tonalidades menos vivas funcionarán mejor ofreciendo descanso, relax y tranquilidad. Como ves, la elección del color según su psicología es muy interesante e importante.

Una vez que hayamos seleccionado los colores que utilizaremos será momento de conocer los tipos de pintura que encontraremos en el mercado.

Dentro de la extensiva gama de tipos de pintura que existen los más comunes son: la pintura base, la pintura al temple, la pintura plástica y la pintura sintética.

Pintura Base: es una pintura muy económica utilizada a modo de preparación para la superficie. Su función es suavizar y alisar las paredes disminuyendo las imperfecciones, para que las capas posteriores de pintura se adhieran mejor.

Pintura al temple: económica también, permeable y fácil de extender, aunque es una pintura no lavable y antes de ser utilizada debe haberse aplicado un fijador en la superficie ya que posee poca adherencia. No es recomendable utilizarla en paredes que sufran humedades ya que podría formarse moho en la superficie, comúnmente es aplicada en paredes y techos enlucidos de yeso. Este tipo de pintura nos permite realizar acabados texturizados según la técnica utilizada, como el gotelé.

Pintura plástica: es la opción más común para todo tipo de reformas. Es una pintura sencilla de aplicar, lavable, apenas produce olor y posee una gran resistencia al agua. Su resistencia a la humedad la hace ideal para ser aplicada en toda la casa, incluso baños, cocinas y exteriores. Además ofrece una gran versatilidad cromática debido a que es producida por muchos fabricantes, cada uno ofreciendo una gama propia de colores.

Pintura sintética: esta pintura no puede ser utilizada sin aplicar una base previamente sobre la superficie. Ofrece una gran resistencia al paso del tiempo y a la humedad siendo muy utilizada en baños, cocinas, bordes de ventanas o marcos.

Además de elegir entre los diferentes tipos de pintura deberemos seleccionar el acabado de estas:

Mate: no posee brillo ni refleja la luz, reduciendo el resplandor de las paredes. Este acabado es muy útil para disimular las imperfecciones en la superficie de la pared. Recomendamos utilizar las que son lavables.

Semi-mate: posee un poco de brillo, es lavable y más duradera que el acabado mate. Ideal para superficies sin defectos o grietas.

Satinado: más brilloso que el acabado semi-mate, es también lavable y de gran adherencia.

Semi-brillante: utilizada comúnmente para pintar maderas, ofrece un acabado brillante y resistente muy fácil de lavar.

Brillante: es el acabado con más brillo, ideal para molduras, madera y metal. Muy resistente también y fácil de limpiar.

Recomendamos utilizar para paredes y techos en áreas con mucho tráfico pintura mate, ya que como mencionamos disimula las imperfecciones de la superficie, o en caso de que las paredes se encuentren en perfectas condiciones pintura semi-mate, debido a su mayor duración. En las molduras puedes utilizar el acabado semi-brillante por su fácil limpieza¸ sobre todo en los espacios tradicionales, si deseas un look más moderno puedes utilizar la pintura semi-mate. Para las cocinas es conveniente la pintura con acabado semi-brillante o semi-mate, que sea lavable, ya que es un lugar donde las paredes pueden ensuciarse fácilmente. Para los baños y sótanos es preferible utilizar pinturas duraderas que contengan un agente para combatir el moho, si bien no eliminarán la humedad ya existente disminuirá su crecimiento.

Como hemos visto, es importante planificar y pensar correctamente el tipo y color de pintura que utilizaremos para nuestro hogar, recuerda como mencionamos al comienzo, que el resultado final debe estar acorde con todos los espacios. Dedica el tiempo necesario para elegir un tipo de pintura de calidad y más conveniente para la superficie a cubrir ya que estos son factores vitales, al igual que la elección del color, para que el resultado final sea óptimo y satisfactorio. Si no estás seguro de cuál es la pintura más adecuada para ti puedes contratar a tu arquitecto, decorador o interiorista para ayudarte en la decisión. ¡Buena suerte y disfruta de tu hogar!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí