¿Buscas un profesional para Pintura Integral en Barcelona?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Pintura Integral en Barcelona

Pintar es sin duda una de las mejores soluciones, rápida y eficaz, para darle a tu vivienda una nueva perspectiva. Los colores con el paso del tiempo han ido perdiendo intensidad, acumulado roces o ralladuras, por eso tomar la decisión de pintar tu casa renovará la vida de los ambientes y de su exterior, renovará tus energías. Puedes elegir mantener el color de tus paredes o cambiarlo por completo, existen infinidad de colores y texturas que te permitirán crear un estilo único, el poder transformador que tiene la pintura es enorme. Puedes darle a tus paredes un tono más claro, para conseguir una sensación de amplitud del espacio o un color más intenso para transformarlo en un sitio más acogedor.

Tanto si deseas pintar el interior como el exterior de tu casa, a menos que poseas conocimientos sobre el tema, contratar a un pintor profesional en lugar de hacerlo tú mismo, será una decisión acertada en la cual ahorrarás tiempo, energía, te evitará dolores de cabeza, y conseguirás un resultado final óptimo. Pintar una pared no es solamente pasos de rodillo o pinceladas, los pintores con experiencia conocerán el tratamiento que necesitan tus paredes antes de aplicarles la pintura, sabrán qué materiales utilizar para cada habitación, además de prepararla para que esta no se ensucie o manche. En muchas ocasiones al pintar uno mismo su hogar, no solo no logra el resultado final que esperaba, sino que también ha estropeado muebles y/o suelos.

Antes de conseguir un profesional para el trabajo, debemos tener claro qué partes de la casa vamos a pintar, su totalidad o sólo algunos sectores, y qué tipo de pintura y color deseamos utilizar en cada habitación. Los ambientes, dependiendo sus características, tienen una pintura especial para ser aplicada. Existen las pinturas al agua, látex, y las pinturas al aceite, esmalte. Estas al mismo tiempo se dividen según su acabado, desde poco brillo, llamadas satinado, sin brillo denominadas mate, y las brillantes.

Las pinturas al agua, son más fáciles de aplicar y limpiar, pero son menos duraderas. Se utilizan comúnmente en interiores ya que su secado es rápido y no poseen tanto olor.

Laspinturas al aceite, si bien son más difíciles de aplicar, tardan más en secarse, poseen olor fuerte, y necesitan de diluyentes especiales, son mucho más resistentes. Es por eso que se las suele elegir para exteriores.

Es importante a la hora de comprar las pinturas, prestarle atención a la calidad y no al precio. Las pinturas de buena calidad retienen mucho más tiempo el color, poseen una resistencia mayor a las manchas, son más rentables ya que no necesitan ser aplicadas más de una o dos veces (una o dos capas), y se adaptan a cualquier tipo de materiales. Puedes consultar con el profesional que hayas elegido qué fabricantes son los que ofrecen productos de mejor calidad y decidirte por uno de ellos.

Respecto al color, ten en cuenta las dimensiones del lugar, su estética, para qué se usa y cuánta iluminación recibe el espacio, ya que el color cambia según la luz, tanto si es artificial como natural. En los últimos años las tendencias fueron cambiando y se han vuelto más osadas y llenas de color, el blanco y beige han dado lugar a un sinfín de colores a utilizar. Existen muchísimas combinaciones de colores, y lo ideal es que escojas la que más te guste.

Colores monocromáticos: son todos los colores o tonalidades de un solo matiz. Este esquema deriva de un solo color como base única y es extendido mediante el uso de tonalidades claras y oscuras. Utilizando esta paleta, conseguirás un ambiente sereno, muy útil en los dormitorios, y una sensación de unidad. Te recomendamos pintar las superficies más grandes con los tonos más claros.

Colores complementarios: son los que se encuentran opuestas en el círculo cromático y su característica será la de generar un efecto llamativo, perfecto para lugares como la cocina o el cuarto de juegos. Los pares complementarios son: amarillo - violeta, amarillo verdoso - violeta rojizo, verde - rojo, verde azulado - rojo anaranjado, azul - naranja, y azul violáceo - naranja amarillento.

Colores neutros: compuestos por el negro, blanco y gris, este último también denominado color acromático, generan una sensación de calma y elegancia en los ambientes donde son utilizados. Si utilizas estos colores, ten cuidado de no crear un espacio deprimido, recuerda que puedes combinarlos con cualquier tipo de color.

Ten en cuenta el color del suelo. Todos, sin importar de qué material estén hechos, poseen un color como mínimo. Tus paredes deben complementarse o relacionarse orgánicamente con su tono. La tapicería es otro punto que no debes pasar por alto. Te recomendamos elegir un color que complemente también con los muebles.

Teniendo en claro qué espacios de la casa pintaremos y que estética deseamos para nuestro hogar, es hora de contactar con profesionales para solicitar presupuestos.

El pintor profesional debe tener experiencia, ser prolijo, estar asegurado y ser consciente de la seguridad. Sabrá qué día y horario será mejor para pintar las diversas superficies y qué elementos usar en cada una. Pídele referencias, consulta con tus amigos y familiares si conocen algún profesional que les haya hecho un trabajo similar.

Es recomendable tener 3 presupuestos para compararlos y tener una idea de los precios que se ofrecen. Estos deben contemplar todos los gastos del proyecto de principio a fin, el plan de pago (nunca pagues más de un tercio del total por adelantado), fecha de inicio y finalización del trabajo. Si algo te parece muy costoso no dudes en preguntar el motivo. Es posible que algunos profesionales ofrezcan, en su presupuesto, encargarse ellos de comprar la pintura y materiales. También puedes optar por comprar los materiales tú para llevar un mejor control de los gastos. Recuerda que un profesional serio, antes de presupuestarte el trabajo, se reunirá contigo para ver las áreas a pintar y escuchar qué es lo que deseas.

No olvides que la calidad de la pintura que utilices influirá de gran manera en el resultado final, lo barato puede salir caro. Contrata al profesional más adecuado, serio, y con el que más te hayas sentido a gusto, así evitarás posibles inconvenientes y obtendrás un resultado final gratificante.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí