¿Buscas un profesional para Pavimento Flotante?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Pavimento Flotante

Cuando hablamos de pavimento flotante nos referimos a los pisos que se colocan sin clavar, atornillar, ni pegar al suelo sobre cualquier superficie lisa y firme, ya sea una carpeta, madera, baldosas o cerámicos. Poseen un espesor de entre 6 y 15 mm, convirtiéndolos en una gran opción si queremos renovar nuestro piso sin necesidad de levantar el pavimento anterior.

Los pavimentos flotantes se han convertido desde hace tiempo en una opción muy popular como revestimientos de pisos ya que son resistentes y fáciles de mantener, pudiéndolos encontrar en diferentes modelos como imitación de madera, gran variedad de colores y estilos. Al ser un material tan resistente son ideales para hogares con niños y mascotas. También ofrecen, como una de sus mayores cualidades, aislamiento acústico, es decir, la reducción de las vibraciones y ruidos, siendo ideales también para colocarlos en departamentos y evitar trasladar los sonidos de los pasos o movimientos de muebles al piso inferior.

El piso flotante se compone comúnmente de cuatro capas: apoyo, núcleo interno, capa de diseño, capa de desgaste.

El apoyo es la capa inferior, cuya función es proporcionar una barrera contra la humedad y protegerla del suelo. El núcleo interior está compuesto por una resina de plástico que brinda fuerza y estabilidad al piso. La capa de diseño, como su nombre lo indica, es la imagen fotográfica de la madera u otro material, pegada al núcleo interior. Por último, la capa de desgaste es la parte superior que protege al suelo de arañazos, decoloración y manchas.

Existen dos variedades de pavimentos flotantes, los de madera natural y los de melanina, cuya superficie ofrece un estampado que imita la madera, y se encuentra cubierta por una capa de gran dureza de melanina, como mencionamos anteriormente. Estos últimos, son muchos más económicos que los de madera natural. Veamos a continuación los tipos de pavimentos flotantes que encontraremos en el mercado según las capas que lo componen:

Tarima flotante sintética: formada por varias capas de derivados de madera, siendo la última de un compuesto sintético, generalmente resinas, llevando impreso un dibujo que imita la madera u otros materiales. El grosor de la lama suele variar entre los 6 y 12 mm.

Debido a que el laminado sintético puede presentar diversas propiedades según el fabricante, los suelos se califican en 5 calidades. Estas categorías derivan del resultado de un test de abrasión, en el cual, mediante una máquina, se somete al suelo a una cantidad de frotados con una rueda de papel de lija hasta dejar desgastada la apariencia del dibujo original.

A la hora de instalar estos suelos, la superficie que queramos cubrir deberá estar los más nivelada posible ya que las juntas son muy sensibles a los desniveles. La ventaja de estos suelos es que al no ser la capa superficial de madera no requiere de tantos cuidados especiales. Estos suelos son ideales para sectores del hogar con más desgaste como la cocina o el baño.

Tarima flotante multicapa: este tipo de pavimento está conformado, como su nombre lo indica, por varias capas. Posee una base inferior de estabilización y dos o más capas de madera, en las cuales las intermedias suelen ser de madera resistente y económica como el pino o el abeto y la última capa de madera de mejor calidad, abaratando el coste del producto. Su grosor suele variar entre los 12 y 16mm, y sobre la última capa de madera se incorpora un tratamiento superficial de barniz muy parecido al parque.

Estas tarimas ofrecen un resultado final más natural y estético que las sintéticas. Además, ofrecen mayor resistencia y estabilidad, las deformaciones en las juntas son menos probables y su reparación es mucho más sencilla.

El tratamiento, mantenimiento y conservación de este tipo de pavimento se realiza mediante el acuchillado y el barnizado. Dependiendo del grosor que se elija, el número de acuchillados estará limitado.

Tarima flotante maciza: en este último caso las tablas son de un solo material. Encontraremos en el mercado varios tipos, tanto de maderas como de tamaños de las tablas. Su grosor ronda los 2 cm, podremos encontrarlas sin juntas laterales, o juntas a media madera. Normalmente las encontraremos con alguna pieza de conexión tipo clic, aunque no necesitan de sistemas de anclajes especiales, ya que al ser más pesadas funcionan correctamente simplemente apoyándolas.

Pueden ser instaladas en cualquier parte de la instancia, aunque no es recomendable hacerlo en baños, ya que la humedad puede dañar la madera, deformándola y produciendo fallos en el anclaje o cambios en su aspecto.

Al ser madera maciza su precio es más elevado. Aunque podemos pensar que, por ser una opción de material natural, requerirá de muchos más cuidados que las tarimas anteriormente nombradas, no es este el caso. Las tablas de tarimas macizas, suelen estar barnizadas, siendo mucho más resistentes a arañazos y desgastes.

¿Es importante el espesor?

Los tablones gruesos son mucho más fáciles de instalar y proporcionan una mayor resistencia al impacto. Cuanto más gruesa sea la tabla, mayor será la absorción del sonido y tendrá manos posibilidad de deformarse. Se recomienda utilizar grosores de entre 6 y 12mm.

¿Cómo realizar la limpieza y mantenimiento de estos pisos?

Para conservar y mantener estos pisos se recomienda sobre todo tener mucha precaución con la humedad que entre en contacto directo. No se recomienda el baldeo ni el trapeo con abundante líquido ya que las maderas se hinchan con el agua, desajustándose las juntas del entramado.

Para las tarimas de madera maciza, es recomendable utilizar una aspiradora eliminando el polvo que pueda encontrarse en las juntas. Luego, utilizar un paño ligeramente húmedo para quitar los restos de polvo.

Para la conservación se deberá tener la precaución de no utilizar ningún tipo de ceras ni limpiadores abrasivos que puedan dañar la capa superior del entramado. Es aconsejable también que se coloquen regatones de goma en las patas de las sillas y muebles para evitar ralladuras. Cuando se desee restaurar el piso flotante, deberá ser lijado, para luego poder aplicar a la superficie un producto de madera sellador y protector contra insectos.

Escoge el piso más adecuado para cada parte de tu estancia y disfruta de un hogar renovado. ¡Buena suerte!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí