¿Buscas un profesional para Obras en Casa?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Obras en Casa

Nuestro hogar requiere una reforma, ya sea para modificar la cocina o el baño, aumentar la sensación de espacio o simplemente para renovarla y ponerla al día. Si hemos decidido comenzar una reforma que requerirá de obras debemos prestar atención a ciertos temas para evitar futuros dolores de cabeza.

Ten definido todo lo que deseas hacer

Mejorar la estructura y el aspecto del hogar es un proyecto que nos ilusiona, más allá de los inconvenientes como el ruido o la suciedad, la idea de una nueva cocina o un baño, conseguir mayor amplitud en una sala, hacen que valga la pena la decisión de romper azulejos, tirar tabiques o modificar paredes. Para que la reforma no sea una decisión que nos traiga dolores de cabeza y podamos vivirla como una oportunidad para mejorar la funcionalidad de nuestro hogar o embellecerlo, debemos tener claro antes de comenzar qué es lo que deseamos hacer, definir el presupuesto con el que contamos y si es necesaria la financiación ajena para completar dicho importe. Este dato es clave ya que el proyecto de reforma se adaptará en función del dinero con el que contamos.

Calidad de los materiales

Es muy importante tener definidos los acabados que queremos para nuestra obra, por ejemplo: tipos de suelos, grifería, azulejos, muebles de cocina, ventanas, etc. Si contaremos con un arquitecto o interiorista, estos podrán ayudarnos en la elección de los materiales para ajustarlos a nuestro presupuesto. Tener clara la calidad de los materiales a utilizar nos ayudará evitar discusiones posteriores además de facilitar la comparativa de presupuestos.

¿Necesito del proyecto de un arquitecto o aparejador?

Si es necesario el proyecto de un arquitecto o la intervención de un aparejador dependerá del tipo de obra que vayamos a realizar.

Obras menores: son las que modifican, reforman o rehabilitan la vivienda sin alterar su configuración arquitectónica. En esta categoría podemos incluir, por ejemplo, la reforma de un baño, el cambio de suelo o la colocación de unas nuevas ventanas. En este tipo de reformas se requiere una licencia menor de obras por parte del ayuntamiento y no se necesita contar con un proyecto visado de un arquitecto.

Obras mayores: son los que afectan a los elementos arquitectónicos estructurales de la vivienda como por ejemplo el tejado, las vigas o pilares. En estos casos sí necesitaremos de un proyecto técnico firmado por un arquitecto y visado por el colegio profesional.

Nueva construcción: en este tipo de obras, al igual que en las obras mayores, también se necesita de un proyecto firmado por un arquitecto superior y visado por el Colegio de Arquitectos.

Como vemos existen obras en las que bastará solamente con conseguir las licencias y contratar al albañil para la reforma. Sin embargo, trabajar con un técnico cualificado que nos ayude a plasmar nuestra idea desde el comienzo siempre es recomendable.

Ventajas de contratar a un técnico

Muchísimas son las ventajas que nos brindará contar con un técnico desde el comienzo de la obra. Nos informará acerca de las ordenanzas y licencias que necesitaremos, incluso las podrá gestionar él mismo con el ayuntamiento. Verificará si la obra se adapta a las normativas vigentes y nos dirá qué podemos o no hacer, evitando futuras denuncias.

Gracias a su experiencia, un técnico nos podrá aportar ideas que quizá no teníamos en mente. Nos informará según nuestro presupuesto acerca de mejoras que podemos realizar y los mejores materiales para utilizar, incluso podrá conseguir rebajas debido a su conocimiento en el sector. Nos ayudará a elaborar una buena planificación de obra y durante la misma realizará visitas para corregir errores que se estén sucediendo y que nosotros no nos demos cuenta.

Solicitud de presupuestos

En el momento de recibir los presupuestos ten en cuenta que cuanto más detallado sea, más fácil será compararlos. Por ejemplo, si deseamos cambiar de materiales, sabremos en todo momento cuánto se modifica el precio final.

Es recomendable que las empresas a las que solicites presupuesto visiten la vivienda para concretar su precio. Una empresa que nos ofrece el presupuesto final sin haber visitado el lugar donde realizará la obra indica un bajo nivel de profesionalismo. Por ejemplo, dependiendo de la obra, necesitarán saber por dónde subirán y bajarán materiales, si habrá que poner un elevador exterior por la fachada, entre otras cosas. Para un presupuesto real la empresa debe haber visitado la vivienda a reformar. Facilítales que tomen todas las anotaciones que necesiten para un presupuesto serio, de esta manera no podrán luego modificar dicho presupuesto alegando que no habían tenido en cuenta tal cosa u otra.

Solicita tres presupuestos para compararlos y ver cuál se ajusta mejor a tus necesidades. Busca empresas con seriedad contrastada y pide referencias siempre.

Aunque sea una obra pequeña contrata a profesionales

Busca siempre profesionales acreditados y solicita referencias. Es necesario que la constructora disponga de un seguro de responsabilidad civil y que tenga asegurados a sus trabajadores, ya que, si por causas de la obra se produce un accidente dentro de tu casa, te pueden hacer responsable a ti.

No temas decir algo que no te guste

Nos puede suceder que, a pesar de haber planificado y estudiado bien la obra a realizar, una vez comenzado no nos gusta. Aunque seguramente al profesional con el que estemos trabajando no le gusten mucho los cambios repentinos, debes hacerle saber tu inconformidad, es preferible decirle que arrepentirse luego y tener un resultado final que no nos guste.

Ten paciencia

En el momento de empezar una obra, sobre todo si son obras que llevarán mucho tiempo, tener paciencia es muy importante. Debemos planificar serenamente para no cometer errores, pensar en las calidades de los materiales, evaluar diferentes opciones. Todo esto nos requerirá tiempo, y no se debe hacer corriendo.

Sé paciente también si aparecen imprevistos durante la obra, ya que son habituales, sobre todo en casas antiguas. Muchos de estos extras son imposibles de prever al comienzo de la obra, pero si trabajas con el profesional adecuado, él se encargará de dar con la solución adecuada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí