¿Buscas un profesional para Mantenimiento de Piscinas?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Mantenimiento de Piscinas

Siempre es oportuno contar con una piscina para nuestro hogar además de embellecer el entorno dónde se sitúa, suele significar entretenimiento y relajación.

La piscina nos proporciona momentos únicos en el verano, pero también requiere de cuidados básicos que garanticen un agua en perfectas condiciones para el baño. Además de que una piscina de aguas cristalinas es estéticamente mucho más bella que una que presente polvo en suspensión o micro algas, es importante su mantenimiento para nuestra salud.

Para mantenerse inalterable el agua necesita de un tratamiento químico que evite la proliferación de hongos o bacterias y una correcta depuración que elimine cualquier partícula de suciedad. Para llevar un óptimo mantenimiento podemos optar por contratar los servicios de una empresa especializada o hacerlos nosotros mismos con los productos y herramientas adecuadas. Los tratamientos más utilizados para conservar en perfecto estado el agua son los productos químicos con los que desinfectaremos y conservaremos nuestra piscina.

Debemos tener en cuenta que una vez finalizado el verano, si bien no lo tendremos que hacer con tanta frecuencia, durante el invierno también deberemos realizar un mantenimiento al agua para su cuidado.

Veamos algunos puntos importantes con los que trabajaremos si decidimos realizar el mantenimiento por nuestra cuenta.

La importancia del PH

El pH es el grado de acidez del agua. Sus valores están comprendidos entre 0 y 14 correspondiendo el 7 al grado neutro, los valores entre 0 y 7 a los grados ácidos y entre 7 y 14 a los grados básicos. Cuando el pH es demasiado elevado se corre el riesgo de sufrir irritación de piel y ojos al entrar en contacto con el agua, el efecto de los productos desinfectantes disminuirá y las aguas se enturbiarán. Si el valor de pH es demasiado bajo el riesgo de corrosión aumentará, habrá un deterioro en el vaso, y también se producirá irritación de ojos y piel. El valor correcto debe situarse entre 7,2 y 7,8. Puedes comprar tiras para medir el pH, y con el cambio de color de las mismas podrás verificar que los niveles se encuentren en una situación ideal.

Desinfección del agua

Se recomienda mantener el nivel residual del cloro en el agua entre 0.5-1.0 ppm (partículas por millón) para su desinfección y además para que mantenga su poder desinfectante. La falta de cloro puede convertir al agua en un medio de vida ideal para microorganismos.

No necesitas ser un profesional para descubrir los niveles de tu agua, puedes conseguir en las tiendas un kit de mantenimiento. Es un recipiente donde simplemente deberás introducir una pequeña cantidad de agua de la piscina y el aparato, mediante un sistema de colores, te indicará los niveles. De esta manera podrás saber si el nivel pH y la cantidad de cloro son los correctos.

Alguicida y Floculante

Existen otros dos productos importantes a la hora del mantenimiento el alguicida y el floculante.

El alguicida, evita la formación de algas o en caso de haberlas las desprende de las paredes. Las algas son un elemento de cultivo ideal para hongos y bacterias. Además la radiación solar y el calor propio del verano favorecen su aparición. El floculante, por otro lado, hace que las partículas diminutas suspendidas en el agua se vuelvan más grandes y puedan ser retenidas en el filtro de la piscina, clarificando el agua y eliminando los iones metálicos oxidados.

Es importante saber que al momento de añadir los productos químicos al agua no debe haber personas dentro de la piscina, esta acción debe realizarse a última hora del día cuando ya nadie la utilizará.

Cuidado y uso del filtro

Junto a la acción de los compuestos químicos, el agua se mantiene limpia gracias al trabajo de la depuradora. Las horas de depuración dependerán del uso y de las características de tu piscina (número de personas que la utilizaron, cercanía a la vegetación, etc). Por ejemplo para una piscina de tamaño mediano la función de filtrado debe realizarse por un período mínimo de 6 horas (cuanto más tiempo depure, más limpia estará el agua).

Un correcto cuidado del filtro permitirá que los tratamientos químicos aplicados sean más eficaces. Si el filtro está sucio la calidad del agua empeorará, aumentará el consumo de productos químicos y se multiplicarán los gérmenes que se extenderán luego por el agua.

Para mantener limpio el filtro debemos realizar contra-lavados y limpiar y desinfectar la arena un vez al año antes de que comience la temporada de verano. Es importante también desincrustar de cal el filtro varias veces al año dependiendo de la dureza del agua.

Otros cuidados

Presta atención al nivel del agua, es normal que se pierdan grandes cantidades de agua en una piscina ya sea por la evaporación que produce el calor, el agua que sale de la superficie cuando la limpias o cuando se ingresa a la piscina. Si el nivel del agua es demasiado bajo puede hacer que la bomba de agua trabaje más, perjudicando su desempeño

Comprueba también, si tu piscina está revestida de azulejos, que fragmentos de estos no se hayan desprendido ya que podrían dañar a las personas que la utilizan. Existen pegamentos que funcionan debajo del agua.

Limpia cada cierto tiempo el prefiltro de la depuradora para mejorar su función.

Recuerda entonces durante el verano controlar diariamente el nivel de pH y del cloro, depurar el agua entre 6 y 8 horas diarias una vez que la pileta no esté siendo utilizada, pasar el limpiafondo una vez a la semana como mínimo y quitar diariamente todo lo que haya caído sobre la superficie del agua utilizando el recoge hojas.

Una vez que la temporada de verano llega a su fin, descubrirás que el trabajo no cesa.

Deberás limpiar y proteger la bomba de agua, lavar los filtros, bajar el nivel del agua entre 20 y 30 centímetros, poner flotadores para que el agua no se hiele, aplicar el producto invernador de piscinas y si es posible cubrir con una lona la superficie de la pileta.

La piscina es un ventaja en épocas de verano pero también requiere sus cuidados. Bríndale el mantenimiento necesario para disfrutarla de forma plena.

Te podría interesar...

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí