¿Buscas un profesional para Fontanería en Madrid?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

Hablan de nosotros

20 minutos logo El economista logo El mundo logo Intereconomía logo T magazine logo

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Fontanería en Madrid

La instalación de agua en tu vivienda es fundamental, brevemente te contaremos cómo el agua potable llega hasta tu hogar. En las ciudades el agua se almacena en tanques o depósitos elevados para lograr que esta llegue con presión a las viviendas. Dentro de las actividades de la fontanería se encuentra la reparación, mantenimiento, reforma e instalación del suministro de agua o el desagüe en una vivienda.

Como en todo oficio existen varios elementos que componen la instalación de agua:

Válvula de corte: se encuentra en la mayoría de los casos en baños, cocinas o lavaderos, y se usan para cortar el caudal de agua que proviene de las tuberías.

Válvula de regulación de presión: conocidos como grifos, con ellos se puede regular la presión del agua, aumentándola o disminuyéndola.

Desagüe: conocido también como bote sifónico, donde se recoge toda el agua usada que va hacia la alcantarilla.

Sifón: contiene agua en un codo con forma de S para evitar que los malos olores que provienen de las aguas residuales lleguen a tu hogar.

Contador: pertenece a la compañía que brinda el suministro de agua, se sitúa en la entrada de la vivienda y nos permite conocer el consumo en m3 (metros cúbicos).

Tuberías: a lo largo de los años las tuberías han evolucionado, encontrando en el camino materiales más resistentes, más prácticos en su manejo y más seguros para la salud. Son el conducto principal para llevar agua a cualquier punto dentro de la vivienda. Para que puedas elegir el mejor material te daremos los tipos que existen así verás cuál es tu mejor opción. Dependiendo del caudal de agua, existen de varios tamaños y materiales, cada uno de estos poseen diferentes características para determinado uso.

Las tuberías de polietileno son ideales para instalaciones de agua fría, y es mucho mejor si se colocan en el exterior y enterradas. Por lo general se utilizan en instalaciones exteriores bajo zanja, ya que no soportan temperaturas elevadas, la exposición a los rayos solares debilita el material. Están exentas de sufrir corrosión y se utilizan para el riego o uso doméstico.

Con respecto al polipropileno su característica principal es la soldadura por termofusión de todos sus accesorios y piezas. Esto se consigue generando calor a la pieza y al tubo, cuando alcanzan la temperatura deseada las partes se unen quedando fusionados. Son ideales tanto para agua fría como para agua caliente hasta 90 grados.

El cobre es un material ligero, duradero y económico. Es elástico y con el paso del tiempo no pierde sus propiedades. Es ideal para sistemas de agua frío-caliente.

El PVC solo puede utilizarse para desagües o saneamientos debido a que demostró que es un material muy peligroso para la salud. El agua debe llegar libre de elementos contaminantes y con determinadas características sanitarias para que sea apta para el consumo.

Con respecto al agua caliente, antes de su distribución dentro de cada vivienda, por lo general suelen pasar por un elemento calefactor que eleva su temperatura. Estos calentadores pueden ser calderas, con combustibles gaseosos como gas, butano, propano, o termos eléctricos, que calientan el agua con una resistencia alojada en su interior.

Además del suministro de agua fría y caliente debes tener en consideración que se necesita un desagüe o evacuación para las aguas residuales y pluviales de la vivienda. Para ello es necesario una instalación de saneamiento, integrada por un conjunto de tuberías y cajas de conexión. Este sistema conduce el agua a los aparatos sanitarios, fregaderos, baño, máquinas de lavado y puntos donde es recogida el agua de lluvia hacia la red pública.

Existen en la actualidad sistemas de saneamiento con reciclado, este sistema guarda en un tanque el agua que queda de la lluvia y lo utiliza para las descargas de inodoros o cualquier otro uso que no signifique ingerir el agua.

En el momento de la ejecución de la instalación de fontanería, se deben considerar los siguientes problemas habituales para evitarlos.

Condensación: es un efecto que se produce en las paredes de las tuberías de cobre y acero como consecuencia de una humedad alta y el contacto con el aire. Cuando en la tubería la temperatura interior es más baja a la del ambiente, su superficie de metal condensa, esta condensación se transmite a la madera o tipo de pared utilizada en la obra, permitiendo la aparición de hongos y musgos, deteriorando las paredes. Para impedir este tipo de problemas, se pueden enfundar las tuberías en PVC corrugado.

Corrosión: las tuberías metálicas tienen un proceso de oxidación como consecuencia del contacto permanente con el agua, sobre todo en juntas y uniones. Este efecto carcome el metal. Lo importante es tener el cuidado necesario en el acto de la instalación. Evitar que el cobre y el acero se junten va a salvar tus tuberías de que se produzca el efecto de par electrolítico que genera una rápida corrosión. Las tuberías de polipropileno y polietileno son ajenas a este inconveniente.

Incrustaciones: para que el agua sea potable posee una gran cantidad de sales minerales. Los contenidos de sales varían dependiendo de la zona de donde provenga el agua. En algunos puntos de la instalación la velocidad del agua es menor, las sales forman incrustaciones dentro de las paredes de las tuberías, disminuyendo o cortando una sección. Para impedir este problema se colocan descalcificadores en determinados puntos de la instalación.

Pendientes: es importante que las tuberías se distribuyan sin curvaturas extrañas para un mejor funcionamiento de la instalación. Sin tramos donde pueda acumularse aire.

Para finalizar y elegir la mejor tubería para tu vivienda debes tener en cuenta si son para exterior o interior. Para ello debes considerar dónde irán instaladas las tuberías, si se trata de una instalación en el exterior deberás tener en cuenta los tipos de materiales de las tuberías para que éstas sean resistentes a la intemperie, se puede dar el caso de que sea mixta, que transcurra tanto en el interior como el exterior.

Con esta información que te hemos brindado esperamos que estés listo para la próxima instalación de suministros de agua, siempre contacta a profesionales de la fontanería para brindarte la mejor solución. ¡Buena suerte!

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies