¿Buscas un profesional para Techos de Escayola?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Techos de Escayola

El término escayola proviene del latín Scaliolae y se refiere a un piedra blanca muy parecida al talco. Es un producto industrial obtenido del yeso natural o aljez. Su granulometría es la característica que lo diferencia del yeso, es un material de alta calidad, con un grano muy fino y con una pureza mayor a al 87% de mineral aljez.

Las principales características que hacen de este material una opción ante el yeso son su rapidez de secado y su baja porosidad, es un material caracterizado por no poseer ningún tipo de impurezas.

La escayola puede utilizarse de diferentes maneras:

  • En pasta: se presenta en polvo envasada en bolsas de 20 kg. Mezclada con agua se utiliza para revestimientos donde se requiere un acabado muy fino, o sujeciones.
  • Conformado: moldeado en fábricas o en talleres con formas diversas, para la confección de elementos decorativos como columnas, bustos, molduras e incluso muebles.
  • En planchas: mezclado con fibra de vidrio se utiliza para crear placas con aceptable resistencia. Son utilizadas para la construcción de falsos techos o como paneles para dividir espacios interiores.
  • Mezclada con perlita se aligera obteniendo propiedades especiales para poder ser utilizada como aislante, protección contra el fuego, etc.
  • Moldes: en la producción de cerámica la escayola es utilizada para la fabricación de moldes. Se aprovecha la capacidad de absorción por parte de la escayola, del agua contenida en el barro, para facilitar el moldeado, la dureza y solidez de la pieza reproducida.

En España este material, en lo que respecta a reformas y construcción, es muy utilizado principalmente para la decoración y la construcción de falsos techos.

¿Qué es un falso techo?

También denominado cielo raso, es un elemento constructivo situado a una distancia del forjado o techo, construido mediante piezas prefabricadas (placas) de aluminio, acero, yeso, PVC o escayola. Situadas a una cierta distancia, superpuestas al forjado, estas placas son soportadas por fijaciones metálicas o de caña y estopa. Los falsos techos son utilizados para dar una terminación uniforme a un techo, rebajando la altura en el espacio y aprovechando la zona que no es perceptible para la colocación de instalaciones como el aire acondicionado, la calefacción o la electricidad.

Las placas para confeccionar falsos techos de escayola tienen un espesor de 12mm y poseen en su interior filamentos de fibra de vidrio que le otorgan mayor elasticidad a la placa. Si bien los falsos techos de este material se suelen elegir por su función estética, lo cierto es que también cuentan con numerosas ventajas prácticas como la aislación del ruido y la humedad, el ahorro de climatización de la vivienda gracias a sus cualidades de aislamiento térmico, además de ser grandes aliados contra el fuego. Veamos en detalle un poco más de sus características.

Características de la Escayola

Ecológico: compuesto por productos 100% minerales que no afectan al ecosistema, es un material libre de asbestos y químicamente neutro, esto significa que no ataca a otros materiales.

Resistente a la humedad: este material frente a la acción de la humedad se comporta de manera ideal, sin producirse alteraciones en sus características y propiedades, ni deformaciones o fisuras. Es un regulador ambiental debido a su alto poder de absorción. La escayola absorberá el exceso de humedad restituyéndola cuando la atmósfera se haya secado. Gracias a su transpiración este material también nos brindará habitaciones más frescas en verano y más cálidas en invierno.

Fácil mantenimiento y durabilidad: de mantenimiento sencillo mediante un simple cepillado para quitar las manchas producidas por el uso constante, este material también puede ser pintado conservando todas sus características de origen. Al momento de su fabricación las placas de escayola son sometidas a rigurosos controles de calidad para garantizar su estabilidad mecánica y sus tolerancias dimensionales.

Aséptico: ideal para su utilización en espacios donde es necesario un gran nivel de asepsia, como los hospitales, colegios o lugares donde se manipulen alimentos. Las placas de escayola han superado ensayos homologados por organismos competentes en lo que respecta a la supervivencia de microorganismos.

Confort acústico: gracias a su poder de aislamiento y absorción acústica, las placas de escayola son ideales para salas de música, aulas, o locales muy frecuentados.

Como hemos visto los falsos techos pueden ser instalados por varias causas, ya sea para ocultar instalaciones eléctricas, de fontanería o aire acondicionado, con fines estéticos o para mejorar el aislamiento acústico. Deberemos elegir entre dos tipos de techos según nuestras necesidades: techos registrables y techos continuos.

Los techos registrables son los que se instalan sobre una estructura que se sujeta al techo principal, donde se montarán las placas. Al ofrecer, por su capacidad desmontable, la posibilidad de acceso rápido y sencillo al techo antiguo y a las instalaciones, este sistema es muy popular en comercios y oficinas. Son de montaje fácil, se pueden modificar o desmontar adaptándose a cualquier forma y tipo de proyecto, y mejoran la calidad acústica reduciendo el nivel sonoro del recinto.

Por otro lado los techos continuos son sistemas que se instalan a partir de una estructura de acero galvanizado, donde las placas son atornilladas y precisan de un acabado posterior a base de pasta y lijado. Este sistema continuo se hace a unos 15 o 20 cm del techo con fines decorativos, aislantes o para ocultar instalaciones o techos dañados. Es el tipo de instalación que comúnmente se utiliza en los hogares. Al ser un trabajo en seco que no necesita tiempo adicional para su secado la instalación es muy rápida. Estéticamente este sistema resulta más homogéneo y visualmente apenas se diferencia del techo común.

Con respecto a su mantenimiento y durabilidad, es conveniente limpiar los techos con cierta periodicidad, como mencionamos anteriormente, a través de un simple cepillado para eliminar la suciedad, nicotina, polución, grasa, polvo, etc, aportando una mayor higiene al espacio en donde se encuentra. Si queremos renovar el color, una vez limpia la placa podemos pintarla, ya que este material permite ser pintado sin perder sus características de origen. Si bien estas placas poseen una protección contra la humedad, es recomendable usar pintura anti hongos para aumentar su cuidado. Con un correcto mantenimiento conseguiremos un producto duradero y resistente.

Recuerda siempre trabajar con profesionales especializados en la colocación de placas de escayola para obtener un resultado final óptimo y ¡disfrutar de tu hogar!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí