¿Buscas un profesional para Cubiertas -Tejados?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

Hablan de nosotros

20 minutos logo El economista logo El mundo logo Intereconomía logo T magazine logo

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Cubiertas -Tejados

Denominamos cubierta a los cerramientos superiores del edificio en contacto con el exterior. Las cubiertas son indispensables para proteger los distintos tipos de edificios de los diferentes fenómenos meteorológicos como la lluvia, la nieve, el frío, el calor y otros factores. También tienen como función el aislamiento acústico y térmico. Se suelen dividir en dos grupos: las cubiertas inclinadas y las cubiertas planas, diferenciándose por su inclinación respecto del suelo, poco inclinada en el segundo caso.

Cada diseño y estructura tiene sus ventajas y desventajas, pero antes de realizar un recorrido por las diferentes opciones que el mercado nos ofrece, es importante conocer algunas cuestiones que nos ayudarán a tomar una correcta decisión.

El clima es el primer aspecto a considerar. Si se trata de una zona con lluvias intensas y frecuentes, la mejor opción será el techo inclinado. Dada la pronunciada inclinación de la cubierta, el agua se evacuará fácilmente. Cabe destacar igualmente que, a pesar de ser la mejor opción, también podemos optar, si la estética de la casa lo impone, por el techo plano. Pero debemos tomar precauciones para que el agua no se acumule y generar filtraciones. Deben estar bien construidas las uniones en los embudos y rejillas por donde desembocará el agua. Desde luego, los techos planos igualmente poseen una inclinación, mucho más pequeña claro, sino el agua no escurriría.

Las cubiertas planas, por su parte, son más populares en los climas secos. Se pueden transformar en terrazas, o lugares transitables. También son muy populares las terrazas jardín, cuando el espacio de tu patio es muy reducido. Mediante una técnica especial de construcción, se realiza una aislación hidrófuga, permitiendo que la tierra no se estanque en los desagües.

En caso de zonas donde nieva, se recomienda únicamente los techos inclinados. Convendrá, incluso, si es posible, que la cubierta sea lo más simple que se pueda. El ángulo de inclinación deberá ser de 45º/60º, asemejándose a la forma de una montaña. La acumulación de nieve en los tejados, podría provocar el hundimiento de la cubierta.

La vegetación. Las zonas arboladas suelen crear problemas en los desagües de los techos. Las hojas obstruyen dichos desagües y el agua se estanca. Para estas zonas, es recomendable las cubiertas planas con libre escurrimiento, es decir sin canaletas.

El aislamiento térmico. El frío en invierno y el calor en verano, son dos factores no menos importantes que las lluvias y sus filtraciones. La aislación térmica tendrá la función de resguardar el interior de tu casa de estos elementos. Pueden colocarse de diferentes maneras o técnicas: lana de vidrio o spray de poliuretano, capas de materiales livianos y porosos (poliestireno expandido), placas de poliuretano rígido, entre otras.

Estos aislantes pueden utilizarse tanto en cubiertas planas como inclinadas. Solamente varía la manera y orden de colocar estos elementos.

Ahora que hemos tratado algunos temas esenciales que influirán directamente sobre la elección de tu cubierta, pasaremos a los diferentes tipos de materiales que puedes elegir para revestir tanto los techos planos como los inclinados.

TEJAS

Su instalación se realiza usualmente sobre una estructura metálica, de madera o concreto de nervios. Dentro de la opción de tejas, podremos encontrar varios tipos. Aquí algunos.

Tejas de cerámicas. Hay de diversos estilos, planas, francesas, coloniales, con o sin color. Son las más tradicionales y si están bien colocadas y se respeta las pendientes aconsejadas por los fabricantes, no deberían ofrecer mayor dificultad. Su durabilidad hace que sea una opción muy recomendable, ya que la cerámica dura muchísimo tiempo.

Tejas de cemento. También las hay de diversos tipos, desde planas, curvas hasta imitación de estilo francés y de cualquier color. Esta opción de teja es más económica que la anterior mencionada y más resistentes aún.

Tejas de plástico. Son una gran alternativa a los otros materiales de construcción disponibles en la actualidad. También, al igual que las otras tejas que hemos visto, existen de diferentes colores y acabados. Las ventajas de estas tejas son su ligereza y capacidad de fácil transporte, están libres de acumulación de hongos y musgos por no ser porosas y se auto limpian con la lluvia.

TECHOS DE CHAPA

En el mercado encontraremos chapas para techos en diferentes perfiles y colores. Entre las ventajas podemos decir que son bastante económicas, los tiempos de instalación en la construcción son breves y de resultados muy apreciables, son muy versátiles y adaptables. Entre todos los tipos de materiales, las chapas más comunes son el zinc y el galvanizado, caracterizadas por su resistencia a la corrosión y su alta durabilidad.

Sin embargo, si no están bien aisladas, transmiten al hogar mucho calor en verano y frío en invierno. Por eso es necesario antes de su colocación, aislar térmicamente el área donde se colocaran.

TECHOS DE MADERA

La madera es un elemento que cuenta con varias ventajas. Una de ellas es la belleza del material, su fuerte consistencia y resistencia. La madera más utilizada para techos es el pino. Pueden planificarse desde el momento de la construcción o instalarse luego. Su colocación se basa en amurar listones de sujeción a lo ancho y largo del techo para luego colocar las tablas de encastre.

Para su mantenimiento, los principales enemigos de la madera de los cuales nos debemos percatar son: la humedad, la cual puede provenir tanto del interior como del exterior y provoca que la madera se hinche. Los insectos, como las termitas, que encuentran refugio en la madera, utilizándola para nutrirse y reproducirse en su interior deteriorando así la madera. Los hongos y el moho, que aparecen cuando la madera no tiene protección contra el agua. Y por último la luz solar, que decolorará la madera si esta no está protegida.

CUBIERTAS VERDES

Es una de las soluciones más innovadores en el mundo de la arquitectura. Estas reproducen la naturaleza en la cubierta de un edificio. Presentan propiedades de aislamiento muy buenas para las funciones de aislamiento acústico, térmico e impermeabilización y protección. El efecto amortiguador de temperatura que tiene la tierra reduce las pérdidas de energía a través de la cubierta. Este efecto supone una optimización del consumo energético tanto en verano como en invierno.

Recuerda entonces que no necesariamente debes elegir un solo estilo de techo. Coméntale al profesional tus gustos y necesidades y analiza todas las opciones que tienes. ¡Buena suerte!

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies