¿Buscas un profesional para Construcción sin Proyecto?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Construcción sin Proyecto

Enhorabuena has adquirido una parcela para la construcción de tu hogar, y ahora debes comenzar con la proyección de lo que será tu propia casa. La construcción de una vivienda es uno de los principales proyectos económicos de una familia, por eso es importante tener en cuenta varios aspectos para que la realización sea exitosa.

Antes de contactar con cualquier profesional haz una lista de las ideas y planes que tienes para tu futura casa, cómo quieres que sean las habitaciones, el jardín, si será de una planta o dos, los materiales con los que te gustaría construirla. Es muy importante descubrir tu propio estilo, escribe todo lo que tengas en mente para luego poder transmitirle tus ideas de una manera más clara a los profesionales con los que trabajarás. Puede que no tengas claro todos estos aspectos, y eso no debe preocuparte, a medida que vayas trabajando con los profesionales, estos te ayudarán a definir tus ideas. Recuerda también tener claro el presupuesto con el que cuentas, para evitar pérdidas de tiempo de ambos lados.

Todo emprendimiento en la vida, desde la organización de una reunión hasta la realización de un viaje es un "proyecto" y todo proyecto demanda una planificación donde la información y los recursos que disponemos son utilizados para conseguir un objetivo. Teniendo ya claro la idea de vivienda que queremos, es momento de contratar a un arquitecto o a un equipo de arquitectos para realizar el proyecto de edificación de nuestro hogar. En esta instancia tu colaboración es imprescindible para que el profesional pueda orientarnos en las decisiones y elecciones que tomemos, y definir una solución que sea conveniente tanto en lo constructivo como en lo económico, y además se adapte a nuestros gustos y necesidades, reflejándose estas en planos y mediciones que describirán cómo se construirá la vivienda.

¿Qué es un proyectista?

Un proyectista es la persona o empresa que diseña los planos de la casa de acuerdo a las preferencias arquitectónicas del propietario, es decir el proyecto integral de lo que será tu futura vivienda.

Los planos siempre contienen especificaciones y tecnicismos dedicados a los aspectos generales de la construcción, convirtiéndose en una guía detallada para las personas que llevarán a cabo la edificación. Actualmente existen tecnologías que nos permiten dimensionar la vivienda para poder ver cómo sería el resultado final. Sin embargo, no siempre esta mirada ayuda a comprender el total de la obra, existen aspectos que se verán detallados solamente en los planos, por lo que es importante prestarles atención.

Existen diferentes tipos de planos: los de planta, los que muestran la vista lateral o fachada, y aquellos que están destinados al detalle, estos últimos indican cómo construir, por ejemplo, un techo o un muro, son planos de corte. Los planos eléctricos y de plomería son muy importantes, a través de estos planos sabremos con cuantas tomas de corriente contaremos, el lugar dispuesto para el lavaplatos o para el secarropas, dónde colocaremos los aires acondicionados si queremos tenerlos, las antenas, la iluminación exterior, la ubicación del tanque de agua, la elección de la calefacción, entre otras tantas.

El tamaño y ubicación de los ambientes son otro tema a tener en cuenta. Debemos pensar en la distribución de los metros que hemos destinado a la construcción. Cuartos pequeños o grandes, un living espacioso, un comedor diario, una galería cubierta, el tamaño de los espacios debe tener relación al uso que le darás. Respecto a las ubicaciones también están relacionadas directamente con tu estilo de vida, por ejemplo si a ti te gusta la tranquilidad, no es recomendable que tu cuarto de a la calle. La altura de los techos debe ser planificada de acuerdo a tus gustos y presupuesto, ya que una vez en obra nada se podrá hacer debido a que se ha hecho el cálculo por el paso de los materiales.

Puertas y ventanas. En los planos es difícil no confundirse con los tamaños, si los planos son a escala. Siempre es recomendable medir las proporciones en una espacio real para estar seguro de que sean las que deseamos, así evitaremos problemas de agrandar o achicar las aberturas una vez construidas. Presta atención a la ubicación de las ventanas, por dónde sale el sol y por dónde se oculta, así podrás utilizar la luz natural durante el transcurso del día y ahorrarás energía, al igual que en épocas de invierno calentarás tu hogar.

La ubicación de los sanitarios o la pileta de cocina. ¿Estás conforme con el lugar en el cual se ha ubicado la ducha o el inodoro? Es recomendable por ejemplo, que al abrir la puerta del baño el inodoro no quede a la vista. Respecto a la pileta de cocina pon en el foco dónde laves siempre la vajilla, quizá una ventana, en vez de una pared es más conveniente y te gustará más.

Existen muchos aspectos más como el espacio de guardado, el estudio del terreno en el que se edificará, la orientación, el sistema y tipo de construcción, entre otros. Como observamos son muchos los detalles a tener en cuenta a la hora de realizar el proyecto de edificación, ten paciencia y analiza todas las posibilidades, recuerda que una buena planificación será el punto de partida para una edificación exitosa. Si no cuentas con todo el presupuesto que necesitas, puedes optar por construir en etapas, edificando lo esencial primero, para luego seguir construyendo. Por eso es importante proyectar pensando en el futuro, las personas cambian, forman parejas, tienen hijos, la familia aumenta, pensar en una casa que pueda crecer en etapas, nos permitirá que esta evolucione de acuerdo a nuestras necesidades. Aquí es esencial realizar esta proyección con un profesional para que el crecimiento de esta casa mantenga la unidad arquitectónica inicial y no se convierta en una mezcla de construcciones diferentes.

Una vez hayas finalizado este trabajo será momento de seleccionar y contratar a la empresa que construirá tu hogar. ¡Buena suerte!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí