¿Buscas un profesional para Construcción sin Proyecto en Sevilla?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Construcción sin Proyecto en Sevilla

La construcción de nuestro propio hogar es uno de los momentos más excitantes de nuestras vidas y tú estás a punto de empezarlo. Para que este proyecto sea una experiencia gratificante y no un trabajo estresante deberás, ante todo, saber cómo funciona el proceso. Conocer cuáles son las etapas de construcción de una casa y partir teniendo una visión general de todo el proceso que tenemos por delante, es la mejor manera de comenzar.

De manera simplificada podríamos decir que para la construcción de una casa necesitaremos en primera instancia un terreno donde construirla, luego un arquitecto para realizar el proyecto de nuestra vivienda y por último un constructor para construir nuestro hogar.

La tarea de conseguir el terreno donde construirás tu casa es sin duda una de las más divertidas por no decir exhaustiva. Como primer paso deberemos establecer un presupuesto base, ya que el precio destinado a la compra del terreno estará condicionado por nuestra capacidad económica, definir el presupuesto máximo a invertir nos ayudará a establecer un primer filtro.

Es muy importante realizar, antes de la compra del terreno, un estudio de suelo o geotécnico para conocer cuál es el tipo de suelo que posee. Es fundamental también conocer el estado legal de la propiedad para informarnos si tiene algún tipo de carga pendiente. Considera los tipos de camino y tipografía del lugar, infórmate sobre el acceso a servicios básicos como agua potable, electricidad y alcantarillado, al igual que las ordenanzas municipales que regulan la construcción de tu vivienda. Por último debes asesorarte acerca de la clasificación del Uso del Suelo, es decir, qué está permitido construir o no en dicha propiedad, esta información podrá brindártela el municipio correspondiente.

Una vez obtenido el terreno y antes de comenzar con la búsqueda del arquitecto para la realización del proyecto deberás hacer una lista con las ideas que tienes para tu futura casa.

Es momento de tomar nota y planificar cómo quieres que sean las habitaciones, el jardín (los espacios verdes son muy importantes), si será de una planta o dos, los materiales con lo que te gustaría construirla.

Descubrir tu propio estilo es muy importante y escribir todo lo que tengas en mente servirá luego para poder comunicar, de una manera más clara y concisa, tus ideas a los profesionales con los que trabajarás. Es muy probable que no tengas en claro todos estos aspectos y es normal, no debe preocuparte ya que a medida que vayas trabajando con los profesionales, estos te ayudarán a definir tus ideas.

Finalizada esta lista es momento ahora sí de comenzar a buscar el arquitecto que se encargará de la realización del proyecto.

Existen diferentes tipos de proyectos, un arquitecto puede ser contratado con el fin de realizar un estudio previo, un anteproyecto, un proyecto básico o un proyecto de ejecución. Veamos a continuación en detalle cada uno.

El Estudio Previo es una opción bastante desconocida para la mayoría de las personas. Mediante un croquis o dibujo, el arquitecto basándose en la información que le hemos brindado de lo que deseamos y en los datos que posee del terreno, de una manera muy elemental y esquemática nos ofrecerá diferentes opciones para construir en nuestro terreno. De esta manera podrás saber cómo sería tu hogar y cuánto presupuesto necesitarías aproximadamente para realizarlo. Ten en cuenta que este estudio te servirá solamente a modo de orientación.

El Anteproyecto es la instancia en donde se definirán las características generales de la vivienda acerca de los aspectos funcionales, constructivos y económicos. Mediante planos esquemáticos de las plantas y de la fachada obtendrás una imagen global de cómo será tu vivienda. También habrá un avance en el presupuesto.

En el Proyecto Básico se definirán las características generales de la obra. Se incluirán los planos acotados de toda la vivienda prestándole especial atención al plano de situación y no incluirá ningún dato específico para la ejecución de la obra. Este proyecto contiene solamente los datos necesario para poder verificar el cumplimiento de la normativa urbanística y para garantizar ante el ayuntamiento el cumplimiento de los requisitos fundamentales.

Incluirá también un presupuesto desglosado por capítulos donde se detallará la cimentación, la albañilería, la estructura, etc. A medida que avancemos en los proyectos veremos que el presupuesto se irá definiendo cada vez más.

Finalmente llegamos al Proyecto de Ejecución. Aquí se desarrollará el Proyecto Básico creado anteriormente. Contendrá los detalles y especificaciones de todos los materiales, elementos constructivos, sistemas y equipos. En esta fase, el proyecto de arquitectura nos ofrecerá ya todas las características técnicas, económicas y constructivas que permitirán llevar a cabo la construcción. Mediante planos diseñados específicamente para la obra, se definirán todos los detalles para la construcción de nuestro hogar. Es decir, el contenido del proyecto ya está preparado para obtener el visado colegial correspondiente para poder iniciar la obra.

Estos diferentes proyectos son fases obligatorias para realizar el proyecto definitivo para la construcción de tu hogar. Sabiendo esto tendremos la ventaja de decidir hasta dónde llegar. Por ejemplo, el estudio previo puede servirte para afirmar tu seguridad frente al proyecto, sin gastar tanto dinero como en el proyecto básico. Podrás saber de esta manera cuán seguro estás de lo que deseas hacer.

Ya posees el proyecto finalizado con todos los planos y certificaciones necesarias para la construcción de tu hogar, es momento de contratar a la firma encargada de dicha construcción.

Al seleccionar a la empresa que se hará cargo de nuestro proyecto estaremos poniendo en sus manos la inversión quizás más importante de nuestro proyecto de vida, por lo que es muy importante que la empresa que elijamos cumpla con determinados requisitos fundamentales como la experiencia, responsabilidad, confiabilidad y calidad en la construcción.

Ten en cuenta que existen distintas clases de constructoras, las que se dedican a obras públicas o institucionales; construcciones industriales; proyectos comerciales y las que construyen edificios, unidades cerradas y viviendas residenciales, rubro en el que nos deberemos enfocar. Además de enfocarnos en este rubro, como una segunda selección, debemos buscar empresas que hayan tenido experiencia en la construcción del estilo de casa que queremos construir. Por ejemplo una constructora cuyos trabajos consisten exclusivamente en casas contemporáneas puede que no sea la mejor opción si deseamos una casa tradicional y viceversa.

Es importante investigar a las empresas que por las que estemos interesados. Si bien una llamada telefónica o visitar su página web puede acercarte a conocer la empresa, la mejor manera es conociendo sus oficinas, de esta manera podremos ver sus instalaciones y como es el trato para con el cliente, es decir tener una visión de la realidad de la empresa, es fundamental.

Infórmate acerca de los profesionales con los que cuenta la firma, siempre es recomendable a su vez, por más que la firma sea nueva, que cuente con profesionales con trayectoria. Conoce sus proyectos más exitosos y visita las casas de estilo similar que hayan construido. Si la firma fue profesional es probable que los propietarios no tengan inconveniente en mostrarte su hogar, puedes aprovechar y preguntarles en ese momento como fue su experiencia con la empresa.

Por último debes conocer la solvencia de la empresa, una firma económicamente estable no exigirá más que el desembolso de una seña al momento de firmar el contrato a modo de formalización. Si una compañía nos exige el 20, 30, 40 o hasta el 50% del presupuesto, deberemos tomarlo como una alarma, lamentablemente existen empresas que se encuentran en banca rota o deben mucho dinero y utilizan este adelanto para saldar sus deudas. Si tu proyecto es financiado por un banco, podrás solicitar a esta institución un informe sobre la empresa.

Recuerda siempre contar con al menos tres presupuestos de diferentes empresas que ofrezcan el mismo servicio con la misma calidad de los materiales, para poder realizar una comparativa real. Una vez elegida la constructora será el momento de comenzar con la construcción de tu hogar. Te deseamos buena suerte y el mejor equipo profesional!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí