¿Buscas un profesional para Construcción de Piscinas en Madrid?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Construcción de Piscinas en Madrid

Podemos definir como piscina al estanque artificial que es fabricado e instalado sobre o enterrado en el suelo, y que es destinado para la natación, el baño o como decoración. Una piscina es toda una estructura que puede contener agua y que se auto regenera de forma natural o mecánica.

El origen de la palabra piscina proviene del latín y se utilizaba para designar los pozos para los peces de agua dulce o salada. Sus inicios se remontan a la época de la antigua Roma, donde gran parte de la actividad política se realizaba en las termas de la ciudad. Estos baños estaban constituidos por grandes piscinas con bancos y aguas termales donde los políticos discutían la actualidad de su época. Construidas con piedras y adobe, se revestían con mosaicos o mármoles para darle mejores acabados. Debido a que su mantenimiento era algo rudimentario se utilizaban peces que se encargaban de comerse las larvas de los diferentes insectos y purgar el agua.

Las piscinas de la actualidad están construidas y diseñadas para integrarse a cualquier espacio al aire libre, ofreciendo entretenimiento y relajación. Con la gran variedad de diseños y las diferentes opciones de construcción, elegir la piscina de tus sueños puede ser una tarea que consuma tiempo y dinero.

La elección de una piscina conlleva tener en cuenta factores tan importantes como el entorno, el espacio disponible, la cantidad de personas que harán uso de ellas, las edades de estas personas, la utilización, el mantenimiento y por último, y no menos importante, el presupuesto con el que contamos. Ante todos estos factores no debemos entrar en pánico, debemos saber que mediante una buena planificación junto a los profesionales adecuados conseguiremos que la elección y construcción de nuestra piscina sea un éxito.

Las piscinas pueden clasificarse en dos grupos: según el tipo de materiales utilizados para su construcción y según su estructura. Veamos a continuación cada grupo con sus características, ventajas y desventajas.

DE ACUERDO A SU ESTRUCTURA

Piscinas enterradas en el suelo: también conocidas como piscinas de obra, son un tipo de piscina que necesita la realización de un hueco en el suelo para su instalación, siendo el hormigón el material más utilizado para su construcción. Son las más resistentes y poseen un gran atractivo gracias a la infinidad de modelos que existen. Como desventajas podemos mencionar el dilatado tiempo de construcción y el presupuesto que necesitamos para construirlas.

Piscinas elevadas: se trata de un tipo de piscinas que no requieren de la realización de grandes obras para su instalación ya que no necesitan de un foso o hueco, y que por tanto resultan más baratas en general que las piscinas de obra. Pueden ser piscinas prefabricadas o de obra, lo importante es que la base donde descanse esté bien nivelada. Son una alternativa ideal para jardines donde la excavación es imposible por falta de espacio, tipo de terreno o logística.

Piscinas desmontables: perfectas para espacios reducidos o para aquellos que desean tener una piscina sin invertir demasiado dinero. Son de armado y desarmado sencillo debido a que los materiales utilizados son livianos y fáciles de ensamblar, sosteniéndose con firmeza, más allá de poseer agua o no en su interior. Podremos encontrar infinidad de modelos y precios, se pueden situar sobre césped, tierra o pavimento, debiendo ser el suelo liso, firme y resistente de acuerdo al volumen de la piscina.

Como desventaja podemos decir que debemos armarlas y desarmarlas cada vez que llega el calor, y no son tan resistentes como las piscinas anteriormente nombradas.

DE ACUERDO A LOS MATERIALES UTILIZADOS

Piscina de hormigón: es el tipo más común de piscina enterrada. Están realizadas a medida. El tiempo de construcción de estas piscinas generalmente es de 8 a 12 semanas, debido que su construcción es por etapas, partiendo por la idea inicial de la piscina, hasta las instalaciones finales de equipos y acabados.

Como ventajas podemos mencionar su gran variedad de modelos y dimensiones, ya que son construidas a medida, y su resistencia tanto a condiciones climáticas como a la erosión del clima. Como desventajas podemos considerar la inversión de dinero que requiere su instalación y, si el terreno donde fue construida es poco firme, corren el riesgo de agrietarse.

Piscina de fibra de vidrio: estas piscinas son de una sola pieza, hechas de cáscara preformada de fibra de vidrio, resinas y recubierta por un gel, formando una superficie no porosa. Construidas en una fábrica para luego ser colocadas en un sitio excavado, encontraremos estas piscinas en diferentes formas, modelos y tamaños, ofreciendo también variedades de mosaicos y sistemas de limpieza e iluminación de fibra óptica. Dentro de las piscinas enterradas estas son las más económicas y fáciles de instalar, por lo que son ideales si estamos buscando una piscina permanente y que no sea muy costosa.

Como desventaja podemos mencionar que deben permanecer con agua en todo momento para evitar grietas o deformaciones, y debido a la exposición con el sol, su decoloración es inevitable.

Piscinas hinchables: no requieren de obra y son fáciles de instalar, generalmente suelen incluir una bomba eléctrica o manual para ser hinchadas sin esfuerzo. Es un tipo de piscina elevada que puede instalarse sobre cualquier superficie ya sea tierra, pavimento o césped, siempre y cuando el suelo sea liso, firme y resistente. Suelen incluir también una depuradora de agua.

Aunque su estabilidad y estabilidad es menor que en otros tipos de piscina, son las más económicas del mercado, fáciles de armar y desarmar, y están especialmente pensadas para los niños, si bien también existen modelos que pueden ser usados por toda la familia.

Piscinas de acero: estas piscinas no son propensas a grietas, ampollas, manchas o decoloración, también son estéticamente agradables y muy higiénicas. Su instalación es rápida ya que los paneles utilizados son prefabricados. Se adaptan a cualquier tipo de terreno incluso si es inestable y con pendiente. Son resistentes a cambios bruscos de temperatura y presentan gran durabilidad.

Como desventaja podemos mencionar que sufren deterioro a largo plazo, tienen un coste elevado respecto a otras opciones y son conductoras de electricidad por lo que no deben colocarse cerca aparatos eléctricos no habilitados para tal efecto.

Como hemos visto, el mercado nos ofrece una gran variedad de tipos de piscinas aptas para satisfacer los deseos de cualquier persona. Es muy importante tener en cuenta a la hora de la elección de nuestra piscina el entorno donde la colocaremos, el uso que le daremos, las personas que la utilizarán y el presupuesto con el que contamos.

La construcción de una piscina no es una tarea sencilla, una mala colocación, una errónea elección o un mal mantenimiento puede traer aparejado la deterioración de la misma lo que provocará gastos de dinero que podrían haberse evitado, por eso es importante contratar profesionales adecuados y con experiencia. Ellos deberán escuchar con atención qué es lo que tú deseas, y de acuerdo a tus posibilidades, proponer la mejor opción. Recuerda siempre comparar al menos tres presupuestos que ofrezcan el mismo servicio para la selección del profesional o empresa con el que trabajarás.

¡Disfruta del verano en tu hogar con tu nueva piscina!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí