¿Buscas un profesional para Calefacción instalación?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

Hablan de nosotros

20 minutos logo El economista logo El mundo logo Intereconomía logo T magazine logo

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Calefacción instalación

Todos queremos sentirnos a gusto en nuestro hogar. Algo importante para conseguirlo es tener un hogar calentito durante el invierno, y más fresco durante verano. Por eso es mejor tener un buen sistema de calefacción.

En Quotatis, te ponemos en contacto con profesionales para que puedas tener las mejores instalaciones. Compara hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso para instalar, mantener o cambiar tu calefacción. Materiales, costes de la instalación, valoración de los profesionales, dispondrás de todas las informaciones necesarias para tomar la decisión correcta. ¡No esperes, elige la mejor opción y ahorra tiempo y dinero!

Para estrenar nuevo hogar, mantener o cambiar instalaciones antiguas, es fundamental saber lo que nos beneficia más y conocer a alguien para hacer el trabajo. Te enseñamos los diferentes tipos de calefacción para que sepas que sistema se adapta mejor a tus necesidades.

Tipos de calefacción

Primero, tienes que decidir qué tipo de aparato te conviene más, porque existen varios: radiadores eléctricos, radiadores de agua, suelo radiante, bomba de aire… Tienes que tener en cuenta tu tipo de hogar, las habitaciones en las cuales quieres instalar tu sistema de calefacción, y la fuente de energía que te viene mejor.

En efecto, un sistema de calefacción puede funcionar con varias fuentes de energías, así que mejor comparar para elegir la que te parece encajar más con tus necesidades. Gas, electricidad, solar, biomasa o geotérmica son algunos ejemplos de estas fuentes.

Con Quotatis, podrás encontrar profesionales que te ayuden a definir tus necesidades y elegir la mejor opción. ¿Quieres ahorrar y cuidar nuestro planeta? Invertir en radiadores de bajo consumo podría ser una solución. ¿Tienes frío en tu baño? Optar para un radiador toallero te permite mantener tu baño caliente y es una solución “dos en uno”, porque secaras tus toallas más rápido y dispondrás de un lugar donde ponerlas. Hay muchas cuestiones que preguntarse antes de empezar su reforma o instalación.

Calefacción de gas

La mayoría de los hogares españoles tienen este tipo de fuente de energía. La ventaja de este sistema es sobre todo que es una energía limpia. Cuando se trata de calefacción de gas, se puede elegir entre 3 tipos de combustible: gas natural, gas propano o gasóleo C. Cada uno de los 3 combustibles tienen sus ventajas e inconvenientes, lo mejor será preguntar a un profesional el que se adapta más a tus necesidades (tipo de población, tamaño de la vivienda, aislamiento…). Con este sistema de calefacción, necesitas tener radiadores, dispuestos en varios lugares de tu casa para calentar todas sus partes.

Calefacción eléctrica

Existen dos tipos de calefacción eléctrica: la calefacción eléctrica por acumulación y la calefacción eléctrica por convectores.

La calefacción eléctrica por acumulación es más común. Con este sistema, el calor proviene de las resistencias eléctricas dentro del calefactor, que transforman la electricidad en calor. Las ventajas son que la instalación es sencilla, su mantenimiento fácil y su uso seguro. No obstante, el coste de la calefacción eléctrica es más elevado que otro sistema como calefacción con gas natural.

La calefacción eléctrica por convectores no necesita ningún tipo de instalación, solo necesitas enchufarlo. No son adaptadas para lugares fríos, que necesitan un sistema más elaborado, y además el coste de consumo suele ser elevado.

Para resumir, la calefacción eléctrica es un sistema muy fácil de instalar, pero que te costara más en consumición energética.

Caldera con radiadores de agua

Si optas por una caldera, puedes disfrutar de una calefacción homogénea y muy rápida con radiadores de agua. ¿Cómo funciona este sistema? Los radiadores están conectados con tu caldera, y el calor se genera gracias al agua caliente que pasa por sus tuberías. A la hora de elegir tus radiadores, tienes que tomar en cuenta el espacio a calentar, para comprar los que más se adaptan a tus necesidades. Otra cosa importante: es un sistema de calefacción centralizada, así que no se puede controlar individualmente el calor emitido.

Suelo radiante

Este tipo de calefacción dispone de varias ventajas. Primero, lo más obvio es que es un sistema invisible. Los radiadores pueden ser objetos bastante feos dentro de nuestra decoración. Con este sistema, no tendrás que encontrar ideas para intentar esconderlos. Además, un aspecto más práctico de este tipo de calefacción es que permite una repartición uniforme de la temperatura. Este sistema es bastante fácil de instalar, que sea para obras nuevas o para cambiar lo existente. Por fin, el suelo radiante se puede combinar con otros tipos de calefacción más tradicionales.

Bomba de calor

Aunque funcionen con electricidad, las bombas de calor permiten ahorrar energía, porque consumen 4 veces menos que las calderas. Es un sistema más moderno y también muy cómodo, porque puedes tener la opción de tener una versión 3 en 1: te permitiría tener no solo calefacción, sino también aire acondicionado y agua caliente. Es una buena inversión si quieres solucionar en una vez el problema del frío en invierno y del calor en verano. Este sistema todavía no es muy conocido, pero es el sistema de calefacción más eficiente cuando hablamos de ahorro energético. Además, su instalación se puede combinar con el uso de radiadores de bajo consumo para ahorrar aún más. Contacta con un profesional para saber si este tipo de instalación conviene a tu hogar.

Consumo energético

Además, no hay que tener en cuenta el precio del material y de la instalación, sino también del consumo energético. Obviamente, eso va a influenciar tus gastos energéticos futuros. Existe calificación energética desde A hasta G (A es la mejor) que te permitirán saber qué tipos de calefacción son más económicos en gasto de energía. Por ejemplo, una vivienda equipada con calderas de biomasa está considerada como una calificación energética B, mientras que radiadores eléctricos obtienen una nota de G. En concreto, con una caldera de biomasa, puedes ahorrar hasta unos 1000€ al año, en comparación a un sistema de calefacción eléctrico. En el momento de elegir tu sistema de calefacción, compara las diferentes opciones y consulta a un profesional para verificar que tu elección te va a dejar totalmente satisfecho. ¡Evita las malas sorpresas en tu factura de gas o electricidad!

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies