¿Buscas un profesional para Bañeras a Medida?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

Hablan de nosotros

20 minutos logo El economista logo El mundo logo Intereconomía logo T magazine logo

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Bañeras a Medida

Cuando realizamos cualquier tipo de reforma en el hogar, ya sea una reforma integral o una remodelación parcial son los pequeños detalles los que al final terminan marcando una diferencia entre un trabajo exitoso o un resultado insatisfecho.

En el caso de los baños, existen muchos elementos que pueden marcar la diferencia: los colores, los materiales utilizados, la disposición del espacio y los muebles, entre muchos otros. Los elementos del cuarto de baño deben ser elegidos con mucho detalle, desde los que son puramente decorativos hasta los indispensables como los sanitarios. Debemos tener en cuenta que el baño es una de las estancias de la casa donde más nos relajamos, tomando una ducha, un baño o simplemente con las demás tareas de higiene. La elección de la bañera debe ser acertada ya que probablemente se convertirá en uno de los elementos más importantes del espacio.

Durante muchos años la bañera fue una parte esencial del mobiliario, la mayoría de las casas contaba con una, donde los integrantes realizaban su aseo cotidiano. Paulatinamente esto fue cambiando con la extensión masiva del uso de las duchas: una forma de aseo más rápida, fácil y eficaz que el baño, siendo al mismo tiempo más económico, tanto por su consumo menor de agua como por su precio. Sin embargo, tomar un baño no es igual a tomar una ducha, pues la bañera representa un momento de intimidad, relajación y confort.

¿Cómo elegir la bañera ideal? ¿Qué debemos tener en cuenta?

Lo primero que debemos tener en cuenta al momento de la selección de nuestra bañera es las dimensiones del cuarto de baño donde vayamos a instalarla. Debemos optar por la bañera que más se adapte a nuestro espacio y sea lo más cómoda posible. Teniendo las medidas podremos hacer nuestro primer filtro.

Otro punto importante al comienzo es saber con el presupuesto que contamos, al igual que las medidas de nuestro baño, el dinero que pensamos invertir en la bañera es fundamental para comenzar la búsqueda correctamente y no perder tiempo.

Teniendo en cuenta las dimensiones y configuración del baño podremos ver las diferentes formas de bañeras que el mercado nos ofrece.

Bañera rectangular o cuadrada: son las bañeras más clásicas y populares, gracias a que se ajustan perfectamente a casi todos los baños. Encontraremos una amplia gama de tamaños, por lo que el espacio no es un inconveniente.

Bañera de esquina: fabricada para ser colocada en las esquinas del cuarto. Su forma redondeada permite poder disfrutar de la comodidad de una bañera optimizando el espacio del cuarto de baño.

Bañera de asiento: estéticamente son las más bellas, ideales para cuartos de baño amplios. Comúnmente suelen colocarse en el centro del cuarto ofreciendo un diseño moderno y elegante.

Combinación bañera ducha: integrada a la bañera encontraremos un plato de ducha justo debajo de los grifos para poder ducharse cuando se desee. Esta opción es la más recomendada ya que de esta manera podrás disfrutar de ambos beneficios según tus necesidades y del tiempo que dispongas.

Ten en cuenta que las bañeras, mientras más anchas sean mayor será su comodidad. Las formas redondeadas nos invitan más al relax que las líneas rectangulares. En la actualidad las formas de estos accesorios son mucho más ergonométricas que las que se usaban tiempo atrás, adaptándose a nuestra espalda y permitiéndonos colocar las piernas más elevadas que el cuerpo, aumentando así el confort.

¿Cómo elegir el material?

Otro punto importante a tener en cuenta es el material del que está hecha la bañera, no solo por el acabado que ofrecen cada una de ellas sino también por la calidad de cada material.

Bañeras de metal: los materiales comúnmente utilizados son el hierro y acero esmaltado. En lo que respecta a golpes y arañazos el esmaltado es mucho más resistente, pero como desventaja podemos mencionar que es un material más pesado y conserva menos el calor. Este tipo de materiales suelen ser más deslizantes que los de acrílico.

Bañeras de materiales sintéticos: comúnmente fabricadas en acrílico o resina. Estos materiales modernos tienen la característica de ser ligeros, pero se debe tener cuidado porque son más sensibles a los choques. Encontraremos en el mercado un sinfín de opciones para poder seleccionar acorde a nuestras necesidades y presupuesto. Podremos encontrar materiales como el acrílico, que es un buen conservador del calor; el Toplax que posee la mayor resistencia a los golpes, conserva el calor y es reciclable; la fibra de vidrio conocida por su ligereza y bajo coste y por último la resina, material muy agradable al tacto que ofrece también una gran resistencia.

Elementos de diseño

Independientemente de los aspectos espaciales que nos indican el tipo, forma y combinación de bañera y/o ducha a elegir, también debemos pensar en la parte estética, ya que al modificar nuestro baño siempre debemos tener en cuenta que no solo debe ser funcional, útil y práctico, sino también agradable a la vista.

En primer lugar, debemos considerar el revestimiento que utilizaremos para la bañera, si será el mismo del pavimento cerámico, el mismo que se ha utilizado para las paredes o si se optará por una opción de contraste para convertir la bañera en el centro de atención del baño.

También debemos tomar en cuenta el tipo de fontanería y la ubicación del desagüe en la bañera. En muchos casos las bañeras vienen previamente perforadas para una instalación más práctica, pero también puedes seleccionar una bañera sin perforaciones para elegir con más cuidado y de acuerdo a la disposición del mobiliario del baño, donde su ubicará el grifo y la ducha (en el caso de haber optado por una bañera con ducha).

Por último, es importante elegir el ancho del borde de la bañera, quizás piensas colocar elementos decorativos, o tal vez prefieres un borde más angosto para una higiene más práctica.

La instalación de una bañera es ante todo una cuestión de gusto, pero también es una cuestión de placer y confort. El hecho de contar con una bañera en nuestro hogar nos permitirá obsequiarnos periódicamente un momento de relajación, reduciendo el estrés y mejorando nuestra calidad de vida. ¡Disfruta de tu hogar!

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies