¿Buscas un profesional para Bañera por Plato de ducha en Valencia?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

Hablan de nosotros

20 minutos logo El economista logo El mundo logo Intereconomía logo T magazine logo

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Bañera por Plato de ducha en Valencia

El baño es uno de los espacios primordiales de nuestra vivienda, es importante que el diseño y los materiales aporten un balance estético y funcional que se adapten a tus necesidades y al espacio del que dispones. Actualmente la elección entre bañera y plato de ducha se ha convertido en algo bastante común. Son muchas las personas que al momento de restaurar o construir un baño desde los cimientos se plantean cuál será la mejor opción y la mayoría se decide por el plato de ducha.

El plato de ducha es una losa que se coloca en el suelo del cuarto de baño y funciona como un aislante contra las filtraciones de agua, además de conducirla hacia el desagüe.

En el mercado existen platos de ducha modelos estándar o prefabricados en diferentes tamaños y formas. También existe la posibilidad que ofrecen algunas empresas de fabricarlo a medida. Por esta razón, el espacio del que dispones en tu baño a la hora de escoger un plato de ducha es clave. Para espacios donde dispones de menos de 3,5 metros cuadrados para instalar el plato de ducha se recomiendan formas de un cuarto de círculo o cuadrada. Los que menos espacio ocupan son los modelos de cuarto de círculo y permiten que puedas instalar una ducha en un baño mediano o en un baño pequeño.

Si dispones de un espacio superior a 3,5 metros cuadrados, puedes escoger los platos con forma rectangular, además de los que nombramos anteriormente.

Ya que hemos hablado de los distintos tamaños que existen, veremos ahora los distintos materiales con los que están fabricados los platos de ducha. Básicamente podemos distinguir cuatro tipos según los materiales.

Acrílico: compuestos por una capa externa acrílica y otra capa interna de fibra de vidrio o poliuretano, que es de menor calidad que la fibra de vidrio. Algunas marcas cuentan también con un refuerzo de aglomerado de alta densidad que le brinda mayor robustez a los bordes, esto ayuda a que si colocamos una mampara no se deforme. Al lado del plato de gres o cerámica tradicional este ofrece una mayor resistencia a los golpes y una superficie antideslizante. Como es un material de menor peso su instalación es más sencilla.

Cerámica o Gres: son fabricados en arcilla, arenas silíceas y feldespato. Este material es una opción más económica. Posee una gran resistencia a los productos químicos, ya que por el uso de estos no se torna a un color amarillento. Sin embargo su peso elevado y su fragilidad se convierten en dos inconvenientes para su instalación.

Piedra natural: pueden estar fabricados de pizarra, mármol o granito. Sus características son muy parecidas a los de carga mineral, son menos resistentes a los golpes que puedan ocasionarse por su uso pero tienen un tacto más cálido.

Carga mineral: su composición, una combinación de resina y mármol, convierte a los platos de carga mineral en extraplanos, poseen un grosor que oscila en los 3 centímetros. Dicha característica le otorga la ventaja de poder instalarlo al ras del suelo, lo que facilita el acceso a la ducha. Estos poseen mayor resistencia a los golpes. Tienen medidas estándar aunque también pueden conseguirse en medidas especiales, incluso puedes elegir entre colores como el beige, marrón, blanco y pizarra antracita. También tienen diferentes acabados, dependiendo del tipo que escojas varía su cualidad antideslizante y su resistencia.

Son varias las ventajas que te proporciona comparándolas con las bañeras tradicionales, vemos a continuación las más importantes.

Mayor amplitud: en comparación con la bañera, el plato de ducha se integra mucho más al ambiente de tu baño en varios sentidos. La bañera en lugares reducidos puede resultar incómoda, además de peligrosa para personas con capacidades motoras reducidas. El espacio ganado con un plato de ducha moderno se hace más evidente, se adapta mejor a la distribución de elementos. Puedes distribuir el almacenamiento del espacio en una forma más estética.

Limpieza e higiene: la ventaja que ofrece el plato de ducha con respecto a la limpieza es amplia. No es lo mismo desinfectar una superficie amplia de 1,50 x 70 aproximadamente con cierta profundidad a limpiar una superficie prácticamente plana de 90 x 90 aproximadamente.

Seguridad: existen miles de historias de personas que se han resbalado en bañeras demasiado profundas pudiendo darse un golpe contra el borde de estas o incluso contra la pared. Los platos de ducha son mucho más seguros ya que son planos y no poseen curvaturas que puedan generar resbalones.

Ahorro de agua: nuevamente gana el plato de ducha, porque en realidad no solo estamos ahorrando en lo económico sino que también estamos ahorrando tiempo. La bañera siempre invita a darse un baño relajante que incluye un gasto de 230 litros. Mientras que la ducha solo nos lleva cinco minutos y tan solo 95 litros.

Diseño: el plato de ducha no tiene porque ser una versión económica de una bañera para asearse todos los días. Tu ducha puede tener un diseño de vanguardia acompañando el espacio de tu baño con algunos aportes que pueden transformarlo en un auténtico spa.

Accesibilidad: para las personas mayores o que poseen alguna disminución motriz, inclusive aquellas que están sin plenas facultades por alguna lesión o accidente, acceder a una ducha o incluso poder sentarse con un asiento especial es algo que les facilitará mucho en el día a día para poder asearse fácilmente.

Instalación: además de que su instalación es menos costosa en términos económicos, también nos ahorra en cuestión de tiempo ya que puedes disponer de tu plato de ducha en 24 horas.

Hoy en día no es raro ver en un mismo baño un plato de ducha y una bañera, pero no todos pueden darse ese lujo así que aquí te hemos orientado sobre el porqué de cambiar una bañera por un plato de ducha. Si eres de los que prefieren la funcionalidad, el diseño, el espacio, la seguridad un plato de ducha reúne todo eso para ti. Así que ten en cuenta toda la información que te hemos brindado y bienvenido a tu nueva reforma de baño, ¡buena suerte!

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies