¿Buscas un profesional para Bañera por Plato de ducha en Barcelona?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

Hablan de nosotros

20 minutos logo El economista logo El mundo logo Intereconomía logo T magazine logo

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Bañera por Plato de ducha en Barcelona

El baño es el primer lugar que utilizamos al levantarnos y el último antes de irnos a dormir, es uno de los sitios más importantes de la casa, uno de los más utilizados que con el tiempo ha pasado de tener una funcionalidad puramente higiénica a convertirse en un sitio donde uno puede relajarse, tener intimidad y cuidar de su cuerpo. Mantener el baño a punto y equiparlo con elementos prácticos y funcionales es fundamental para nuestra calidad de vida.

Las ventajas de instalar un plato de ducha en nuestro baño son múltiples, ocupa menos espacio, es más práctico y seguro gracias a que su acceso es más cómodo y fiable, es más rápido de usar ahorrando hasta un 90% de agua y energía, posee una gran adaptabilidad gracias a las diferentes variedades en tamaños que el mercado nos ofrece, pudiendo conseguir platos a medida también. Así que si buscas seguridad al momento de ducharte o asearte, eres práctico, no deseas gastar agua de más y te gusta empezar el día con una ducha segura y tranquila, cambiar tu bañera por un plato de ducha es una correcta decisión que modernizará tu baño adaptándolo a tus necesidades y estilo de vida.

El plato de ducha es una losa de diferentes dimensiones que se fabrica en diversos materiales como la cerámica, el acrílico, carga mineral o piedra natural. Esta losa, que actúa como aislante contra las filtraciones de agua, se coloca específicamente en el área de la ducha con el fin de conducir el agua hacia una válvula de desagüe.

Parecen obvios los beneficios de esta reforma, su comodidad es más que evidente sobre todo si en nuestra casa habitan personas con movilidad reducida que suelen tener más dificultades para entrar en la bañera. Existen también platos especiales para personas en silla de ruedas. Además como comentábamos, es una ducha ecológica ya que utiliza mucha menos agua.

La instalación de los platos de ducha son una de las reformas más comunes y prácticas que podemos realizar a nuestro baño, ahorraremos espacio, respetaremos y cuidaremos al medioambiente y gastaremos menos agua y energía.

Este tipo de reformas en el baño conllevan no solo el nuevo plato de ducha sino también una mampara cuyo modelo será definido por el plato que elijas (puedes utilizar cortinas en vez de mamparas si lo deseas). También será momento de decidir si es necesario o si queremos cambiar la grifería, en este caso aconsejamos la grifería termostática para regular la temperatura. La cerámica es otro punto que se verá afectada por la reforma y al igual que la grifería puede ser que desees cambiarla o que debas hacerlo si es necesario. Las empresas dedicadas a estos tipos de trabajos suelen incluir estas reformas junto con la medición del espacio, el desmontaje de la bañera (picado de pared y desescombro), instalación de la mampara y grifería, trabajo de fontanería para la colocación del desagüe y las subidas de las tomas de agua caliente y fría, más el trabajo de albañilería. El presupuesto brindado por el profesional que contratemos deberá tener detallado todos estos puntos, junto con el coste final y la fecha de comienzo y finalización de la reforma.

Debemos tener en cuenta que para la colocación de un plato de ducha lo más importante es conocer las medidas del hueco donde lo instalaremos. Es fundamental constatar si cabrán, ya que los platos tienen medidas y modelos estándar de fábrica. Es posible que algunos fabricantes ofrezcan también construir el plato a medida con la forma deseada y el desagüe en el punto donde lo necesitamos. Para espacios de menos de 3,5 metros cuadrados puedes elegir entre los platos cuadrados o de cuarto de círculo, estos últimos ocupan menos espacio permitiendo sobre todo en los baños pequeños, dejar lugar para la zona de lavabo o inodoro. Para baños que superan los 3,5 metros cuadrados de superficie podremos optar por, además de los modelos anteriores, los platos de forma rectangular.

El plato deberá tener al momento de colocarlo una pendiente adecuada desde todos los puntos de su perímetro para verter en el desagüe, se recomienda unos 7 cm por cada 30 cm de longitud. Es fundamental que posea una superficie antideslizante, es decir algún tipo de textura que impida escurrirse pero permitiendo al mismo tiempo una limpieza sencilla. Por último deberá contar con un reborde de azulejo que servirá para asegurar un perfecto sellado del espacio entre la pared y la ducha.

Como vimos existen diferentes platos de duchas de acuerdo a su tamaño, pero también de acuerdo al material con el que están construidos. Veamos a continuación las diferentes opciones que el mercado nos ofrece.

Cerámica: son la opción más económica y ofrecen una gran resistencia al rayado y a los golpes como también contra los productos químicos, evitando que su color se torne amarillo por la acción de estos. Están fabricados con arcilla, feldespato y arenas silíceas. Como desventaja podemos mencionar que su elevado peso y fragilidad dificultan la instalación, así como también son suelos muy fríos, resbalan mucho más que otros materiales y no son muy decorativos.

Acrílico: las duchas con platos acrílicos son las más populares. El acrílico es un material ligero y poco poroso compuesto de un plástico muy duradero, de fácil limpieza y fabricado en una amplia variedad de medidas y colores. Su ligereza en el material permite una fácil instalación. Con respecto al plato de cerámica, este material ofrece una mayor resistencia a los golpes y una mayor superficie autodeslizante.

De carga mineral: compuesto por resinas y minerales prensados son fabricados en medidas estándar aunque también se pueden adaptar a las medidas concretas de nuestra ducha. Es el material que mayor resistencia ofrece a los golpes y si bien es uno de los materiales más caros es uno de los mejores que encontraremos en el mercado. Son suelos que cuentan con una superficie sólida y pesada, son antideslizantes y modernos, capaces de resistir fuertes golpes. Su única desventaja es el desembolso económico que requieren al momento de comprarlos.

De piedra natural: son junto a los de carga mineral los más costosos, pero que también ofrecen una belleza, elegancia y confort único. Son resistentes y antibacterianos. Poseen la ventaja de no rayarse en ningún momento y pueden también hacerse a medida.

Piensa en la parte práctica y funcional de tu baño, ten en cuenta que el material sea resistente y de fácil limpieza, los revestimientos de mala calidad, además, provocarán un deterioro general en el aspecto de nuestro baño. Una ducha no es solo ducharse sino que también es un poderoso relajante ideal para quitar el estrés.

Elige el plato más adecuado para ti y ¡disfruta de tu hogar!

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies