¿Buscas un profesional para Albañilería en Valencia?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Albañilería en Valencia

La albañilería se refiere a la construcción de estructuras, edificaciones y otras obras, que se realizan en base a objetos que se unen mediante materiales como piedra, ladrillo, cal, yeso o cemento. Al que realiza estas obras se le llama albañil, este utilizará distintas herramientas y recipientes donde preparará las mezclas que utilizará en la construcción.

Para ejecutar cualquier tipo de obra, desde la más simple a la más compleja, existe un proceso determinado en el que se conjugan una cantidad de recursos, tanto humanos como materiales. Antes de empezar la construcción se realizan una serie de estudios, diseños, planificaciones y cálculos por parte de arquitectos e ingenieros. Estos preparan el proyecto, que se presenta para obtener la licencia municipal de construcción. Cuando ya es momento de empezar la obra se prepara el terreno, se juntan los materiales y se señalizan las zonas de circulación. Se comienza a construir por los cimientos, base de toda construcción donde se apoya todo el resto de los elementos estructurales. Cuando estos han llegado a un grado de resistencia óptimo se comienza con las fachadas y cubiertas. Luego con los acabados interiores tanto en paredes como techos, aquí intervienen otros oficios como la electricidad, fontanería y saneamiento, calefacción, etc. Esto es una breve descripción que nos da una idea general de la complejidad del proceso de construcción. Son diversas las actividades que deben confluir de forma coordinada.

El oficio de albañil es fundamental y de gran importancia en toda obra de construcción. Éste ejecuta diversas actividades: construye los cimientos, levanta los muros con ladrillo, aplica el revoque, y siempre está pendiente de dar una mano al resto de los oficios, abriendo huecos o fijando conducciones. La permanencia de un albañil constituye casi todo el tiempo que dura la obra, comienza con los cimientos de la construcción y sigue hasta los últimos retoques. Dentro de una obra se encuentran diferentes categorías en la albañilería, desde la más baja: peón, ayudante, oficial segundo, oficial primero, capataz, hasta la más alta: encargado o maestro mayor de obra, que es quien está a las órdenes del jefe de la obra.

La experiencia y reputación del albañil o empresa de albañilería que contrates es muy importante. El profesional que elijas debe ser de confianza, puedes consultarle por los trabajos realizados anteriormente y pedir referencias de otros clientes a los que brindó sus servicios. La mejor manera de constatar la calidad de sus trabajos es poder verlos, puedes visitar alguna reforma que haya hecho anteriormente, así podrás saber cuál es la opinión del cliente anterior sobre el albañil. Algunas empresas de albañilería ofrecen en sus páginas web los proyectos realizados a otros clientes, para que puedas valorar la calidad de su trabajo.

En la actualidad se conocen cuatro tipos de albañilería, su utilización está directamente determinada por el fin de la edificación, proyectos de cálculo y arquitectura respectivos. Estos tipos son:

Albañilería Simple: usada de manera tradicional, se fue desarrollando por la experimentación. El albañil no utiliza más elementos que el ladrillo y cemento mezclado con cal y arena, siendo estos los elementos que dan a la estructura la resistencia para sostener todas las cargas potenciales que puedan afectar a la construcción.

Albañilería Armada: se conoce como armada a la albañilería en la que se usa acero para reforzar desde adentro los muros que se construyen. Estos refuerzos son principalmente tensores (en forma de refuerzos verticales) y estribos (refuerzos horizontales), que van empotrados en los cimientos y en los pilares de la obra.

Albañilería Reforzada: utilizada con elementos de refuerzo tanto horizontales como verticales, su función es mejorar la durabilidad de todo el conjunto de la obra, fortaleciendo la estructura evitando accidentes y derrumbes.

Albañilería Confinada: es una técnica de construcción que normalmente se utiliza para la edificación de una vivienda simple. En estos tipos de construcción se emplean ladrillos de arcilla cocida, columnas de amarre y vigas soleras. En este tipo de viviendas básicas lo primero que se construye es el muro de ladrillo, después de eso se sigue con vaciar el concreto de las columnas de amarre y, para finalizar se construye el techo en conjunto con las vigas.

El albañil debería poseer siempre para un mejor desempeño conocimientos que le permitan ejercer su labor con la mayor autonomía posible, poder interpretar las órdenes que le lleguen desde los superiores, organizar el trabajo y realizar algunos sencillos cálculos, así como también interpretar los planos sobre los que pueda realizar replanteos. Los replanteos son unas operaciones en las que intervienen de forma conjunta la geometría y las matemáticas, previo a cualquier edificación. Dependiendo cual es el elemento a replantear, se utilizan unos medios técnicos como el nivel y el taquímetro u otros más sencillos como la escuadra o cinta métrica. Un albañil debe conocer todos estos elementos de su oficio, dado que a mayor conocimiento mejor será su desempeño en la obra.

La comunicación con el albañil es clave. Si algo no está quedando bien, díselo inmediatamente al trabajador para que lo recomponga a tiempo, no esperes a que el problema sea irreversible. Un profesional debe escuchar y comunicarse con sus clientes, debe ser capaz de convertir en realidad las ideas que tienes en la cabeza siempre que sean viables, responder a las inquietudes y preocupaciones rápidamente. Si observas que esto no sucede, es probable que debas seguir buscando un profesional más adecuado para ti.

Compara presupuestos. Acude a varios profesionales para comparar precios antes de decidirte. Nunca tomes una decisión a la ligera. Es recomendable conseguir tres presupuestos que no se diferencien mucho en el coste final unos de otros. Con esto evitaremos a los servicios de albañilería, que elevan sus precios mucho más de lo que deberíamos pagar, así como también evitaremos los trabajos extremadamente económicos, los cuales nos traerán más dolores de cabeza que soluciones y placer. Es importante que nunca pagues por adelantado el total del trabajo, es mejor ofrecer un 50% de anticipo y el resto finalizada la obra. Con esto evitarás, si la empresa no es profesional como pensabas, un trabajo de obra incompleto

Tampoco es aconsejable el contrato de trabajo por horas, ya que esto dificultará el control del rendimiento real del trabajo. Es preferible que los trabajos de albañilería sean contratados por unidades completas. El albañil, al cobrar por proyecto, intentará tener la obra terminada en la fecha prevista.

Recuerda entonces, antes de comenzar la búsqueda del profesional deberás tener claro qué es lo que deseas hacer y con cuánto dinero cuentas. Luego hazte con al menos tres diferentes presupuestos para poder realizar la comparación y elegir el más adecuado. No olvides que un profesional serio deberá visitar el lugar a reformar para entregarte un propuesto serio y acorde. Ten paciencia y encontrarás al albañil adecuado. ¡Manos a la obra!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí