¿Buscas un profesional para Albañilería en Barcelona?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Albañilería en Barcelona

La albañilería es el arte de construir edificaciones con ladrillo, cal, arena, piedra, grava, cemento o materiales similares. Su etimología se compone de "albañil" del árabe hispano "albanní", que significa constructor y del sufijo "ería" que indica oficio, profesión y lugar. El albañil es una persona con experiencia y conocimientos profesionales que se dedica al oficio de la construcción, realizando trabajos como alzado de muros, paredes y tapias, colocación de cubiertas y canalizaciones de fluidos sin presión, preparación de cemento, entre otros. Las herramientas principales utilizadas son: cuchara, maza, paleta, maceta, cortafríos, puntero y cincel, nivel de burbuja, pala, cubeta, plomada, entre otros.

La albañilería se ha constituido como uno de los trabajos en construcción más importante a lo largo de la historia, siendo esencial para la vida del ser humano. Existen tres tipos de albañilerías: la albañilería simple, donde el ladrillo y el mortero son los únicos materiales utilizados para resistir las potenciales cargas que afecten la construcción. La albañilería armada, compuesta por tensores (como apoyo vertical) y estribos (como refuerzos horizontales), que van empotrados en los cimientos o pilares de la construcción. El material utilizado como refuerzo es el acero. Por último la albañilería reforzada, la cual, como su nombre lo dice, está reforzada con elementos de sostén horizontales y verticales.

A la hora de comenzar con trabajos de este tipo, es importante tomarse algún tiempo para una adecuada elección del profesional que realizará la reforma. Contratar un albañil o empresa de albañilería no siempre es una tarea fácil, nos pueden surgir dudas al momento de decidir quién será el profesional que realice la obra. Es probable que encuentres en Barcelona un listado enorme de albañiles que pueden realizar la labor, pero no todos estarán especializados en el trabajo que necesites. Una reforma en tu hogar puede llegar a ser un proceso muy estresante, sobre todo si estás viviendo en ella durante la restauración, por eso es muy importante una adecuada elección del albañil o empresa, para evitar pérdidas de tiempo y conseguir un resultado final placentero. A continuación te daremos algunos consejos que te servirán de guía para elegir al profesional más capacitado.

Pide asesoramiento. ¿Necesitas tirar una pared, un cambio en la distribución del baño o reformas más complejas? Para eso lo mejor que puedes hacer es asesorarte con un técnico profesional, que por un pequeño importe te asesorará de forma precisa sobre lo que necesitas hacer en tu casa. Esto luego te será de ayuda para, a la hora de contratar los servicios de albañilería, saber si lo que te están ofreciendo coincide con lo que necesitas.

Conoce la experiencia y reputación de la empresa o persona/s que contrates. Es muy importante que el profesional que elijas sea de confianza. Pregúntale por los trabajos realizados anteriormente, si tienen material de sus proyectos para enseñarte mejor, muchas empresas cuentan con página web donde puedes ver algunos de sus trabajos. Quizá puedas visitar alguna reforma que hayan hecho, así podrás valorar mejor el tipo de trabajo realizado a sus clientes anteriores y tal vez conocer sus opiniones respecto del servicio recibido por la empresa o albañil, recuerda que la mejor manera para constatar los trabajos finales es viéndolos.

Observa el estudio que realizan de tu problema. Evalúa todas las opciones de resolución que te ofrezca y de la manera que plantean hacerlo. Ten en cuenta que un profesional será mucho más efectivo y de confianza si se toma el tiempo de visitar el espacio a reformar, de esta manera podrá realizar un estudio más detallado y ofrecerte una resolución concisa.

Compara presupuestos. Es recomendable tener tres presupuestos a la hora de elegir a quién contratar y que estos no se diferencien mucho respecto de su costo final. Un albañil o empresa que ofrezca un precio muy alto no es sinónimo de calidad, como al mismo tiempo un precio muy bajo puede ocasionarte un resultado final poco gratificante. No tomes decisiones a la ligera, hazlo con calma, ya que de la empresa o albañil que contrates dependerá el resultado de tu reforma.

El presupuesto deberá serte entregado cerrado y por escrito, detallándose: importe de mano de obra, fecha aproximada de inicio y finalización de obra, superficie a reparar en metros o volúmenes, cantidad, calidad y precio de materiales, formas de pago, período de validez de presupuesto, datos de identificación de la empresa o albañil, fecha y firma. Recuerda que para que los presupuestos puedan compararse en igualdad de condiciones, los materiales ofrecidos en las tres opciones deben ser de la misma calidad.

El contrato de trabajo por horas no es aconsejable, puede dificultarte el control del rendimiento real de la obra. Al cobrarse el trabajo por proyecto, la empresa o albañil intentará tener la reforma terminada para el momento previsto, evitando así que las horas trabajadas se dilaten y el presupuesto aumente.

Un profesional debe saber comunicarse y escuchar a sus clientes. Si no estás conforme en cómo está quedando la reforma, comunícaselo al albañil, este seguramente podrá recomponerlo a tiempo, no esperes a que el problema sea irreversible o muy costoso. Si notas que el profesional no presta atención a tus observaciones, o te sientes incómodo, es probable que debas seguir buscando a la persona correcta para ti.

Por último, para realizar una obra de albañilería en nuestro hogar, sea cual sea, necesitaremos una licencia de obra. Existen dos tipos de licencias urbanísticas: la licencia de obra mayor y la de obra menor. El tipo de licencia que necesitarás dependerá de las ordenanzas de cada municipio, te recomendamos informarte para no cometer errores. Puedes también obtener un seguro de responsabilidad civil para estar cubierto en caso de algún inconveniente durante la obra.

Siempre realizar una reforma en la casa supone una inversión de tiempo y dinero.

La correcta elección de un profesional hará que la obra transcurra como es debido, aunque debes saber que pueden ocurrir imprevistos, por eso también la paciencia es un punto fundamental. Compara tranquilamente los presupuestos, no te apresures y ¡disfruta de tu hogar!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí