¿Buscas un profesional para Aislamiento Acústico de Suelo?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Aislamiento Acústico de Suelo

El exceso de ruido puede tener consecuencias graves en nuestra salud como trastornos de sueño, dolores de cabeza o fatiga. El aislamiento acústico de suelos se plantea como una necesidad para terminar con los problemas de ruido que uno mismo emite. Los hogares de antes utilizaban moquetas que insonorizaban los suelos, pero actualmente ya casi no se utilizan, y con el uso avanzado de suelos de baldosa, pisos de madera o suelos laminados, se ha generado un aumento en la preocupación relacionada con el ruido.

Para el aislamiento acústico del suelo debemos tener en cuenta dos factores: el ruido de impacto y el ruido aéreo. El ruido de impacto se produce cuando un objeto choca contra otro, por ejemplo niños corriendo o un mueble siendo arrastrado. Este ruido es difícil de mitigar debido a su mayor intensidad y propagación directa. El ruido aéreo por otro lado, son las ondas sonoras que viajan por el aire, como vecinos conversando, el audio del televisor, música proveniente de otra estancia, etc.

La mejor alternativa para este tipo de aislamiento en las viviendas es la instalación de suelos flotantes. Un suelo flotante es una superficie que está "aislada" de la estructura existente por una capa elástica. Los mejores resultados se consiguen levantando las tablas de suelo al comienzo para instalar entre las vigas una capa de lana mineral como la lana de roca o fibra de vidrio. Son materiales eficientes térmicamente y no se ven afectados ante la humedad y los cambios de temperatura, conservando sus propiedades. Su colocación es muy rápida y sencilla, aunque es muy importante asegurarse que las instalaciones estén en correcto estado para evitar daños provocados por un mal procedimiento. Las tablas, entonces, deben ser atornilladas hacia abajo en las viguetas para evitar los "chirridos" cuando se camina sobre ellas antes de instalar el piso flotante.

Al colocar suelos flotantes tendremos la ventaja de no arrancar el suelo que ya está hecho, cualquiera que sea el material con el que esté realizado, tratándose de un revestimiento del suelo ya existente. Solo hay que asegurarse de que la superficie sea completamente dura, seca y plana. Otra de las ventajas con las que cuentan el colocar suelos flotantes es que a la hora de limpiarlo no implica mucho esfuerzo. Los suelos flotantes son muy fáciles y rápidos de colocar en comparación de otros suelos. Básicamente se ensamblan tablones, pudiendo expandirse y contraerse como si fuera un solo tablón, evitando que se dañe el suelo.

Podemos encontrar distintos tipos:

Suelo laminado, es de un aspecto muy realista, puede simular una madera real, baldosas o hasta piedras. Su coste es mucho menor que la madera original, ya que requiere de menos materiales para su colocación, lo cual deriva a una mano de obra más económica que la aplicación de un suelo convencional.

Suelo de corcho, son piezas individuales y su colocación es similar a la de los suelos laminados. A la hora de adquirirlos hay que tener en cuenta que hay suelos de corcho comerciales que se adhieren a la superficie, los cuales no son suelos flotantes .Se pueden encontrar suelos flotantes con láminas anti impactos de EEPS, lana mineral, poliestireno elastificado y láminas multicapas.

Suelo de vinilo, estos están realizados con fibra de vidrio. La mayoría de los suelos de vinilo no suelen ser suelos flotantes, por lo general se pegan a la base. Algunos vienen con una amortiguación adicional (espuma) transformándolo en suelos flotantes. Se parece a los suelos de madera y se coloca utilizando un pegamento solo entre las piezas, no al suelo, de manera muy fácil. Su calidad es más baja que los suelos flotantes de laminado y de corcho.

Suelos de madera maciza. Si bien su precio suele ser elevado, su resistencia es muy alta y poseen una gran vida útil. Son también de mantenimiento sencillo y una gran alternativa a otros tipos de suelos de madera debido a la facilidad de colocación.

De una correcta instalación dependerá la durabilidad del suelo flotante así como también un buen mantenimiento y la calidad de los materiales utilizados. El tiempo de vida útil de este tipo de suelos es de aproximadamente 15 años. Es recomendable que los bordes de las puertas no estén cercanos a este, y las patas o bordes de los muebles estén cubiertas, así se evitarán continuos roces que en un futuro dañarán el suelo. Evita maceteros, los cuales generan problemas ya que la humedad crea manchas y además infla el suelo, lo que provoca un deterioro rápido. Respecto a su mantenimiento se recomienda una limpieza cotidiana, limpiado en seco, evitando el amontonamiento de agua que pueda influir en el suelo. Coloca una alfombrilla a la entrada donde estén ubicados los suelos flotantes, así quedaran los residuos en la alfombrilla que traen los calzados consigo, esto conservará el brillo del material.

Los suelos flotantes son la mejor opción en cuanto a lo económico, por su simple aplicación y además brindan sensación de calidez en los espacios, amortigua ruidos y mantiene el ambiente aislado del frío. Los diseños, modelos y colores son variados y se adaptan perfectamente a la necesidad de un salón, una oficina, etc. De acuerdo al presupuesto destinado y al uso que uno le vaya a dar se puede optar por diversos diseños, los cuales en cuanto a la colocación y mantenimiento no difieren mucho unos de otros. Se pueden adaptar a cada ambiente, encontraremos en el mercado gran cantidad de tamaños y texturas. Los suelos flotantes se pueden utilizar para escaleras, superficies específicas o grandes salones. Podemos encontrar placas con bordes biselados, las cuales crean un efecto similar al parquet por sus ranuras en V. Las placas entablonadas forman líneas diagonales u horizontales creando el efecto típico de la madera. Las placas con bordes microbiselados se aplican en suelos flotantes de madera natural. Si se trata de un laminado de melamina, al ser productos artificiales cabe la posibilidad de tener opciones de colores, ya que se puede alterar y variar sus tonalidades. En cuanto a los modelos podemos encontrar en caso de usar suelos flotantes de melamina los de alta gama y los modelos estándar, en el caso de pisos flotantes de madera natural podremos distinguir su calidad según su textura. Existen múltiples opciones para crear ambientes cálidos y personalizados con suelos flotantes, elige el más conveniente para ti. No olvides tener en cuenta el estilo de tu casa, los colores de los muebles y las paredes, para una perfecta y armoniosa combinación que le darán a tu hogar un toque único.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí