¿Buscas un profesional para Aire Acondicionado en Madrid?

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales en tu zona

Gratis y sin compromiso

Describe tu proyecto

Describe tu proyecto


Te vamos a hacer unas pocas preguntas para tener todo lo necesario y poder empezar tu proyecto de reforma, instalación, reparación o mantenimiento.

4 profesionales

Quotatis selecciona hasta 4 profesionales de calidad para tu proyecto

Buscamos en nuestra red de profesionales cualificados los que están disponibles en tu zona para empezar tu proyecto.

Te informamos

Te informamos


Para acompañarte en tu proyecto, encontrarás todas la informacion que necesitas en nuestras guías.

Hablan de nosotros

20 minutos logo El economista logo El mundo logo Intereconomía logo T magazine logo

¿Necesitas información?

Guía

Guía

Con toda la información que necesitas para tu reforma


Ver más

Inspiración

Inspiración

Descubre las tendencias y nuevas ieas para tu hogar


Ver más

FAQs

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas respecto a tu proyecto


Ver más

Necesito un profesional para
Aire Acondicionado en Madrid

Has optado por elegir un aire acondicionado para tu hogar, y conocer las características de cada tipo de aire que nos ofrece el mercado es imprescindible para realizar la correcta compra. Teniendo claras las necesidades del usuario y las características técnicas de cada sistema podremos elegir la solución que nos garantizará el confort que estamos buscando.

Veamos a continuación los tipos de equipos de aire acondicionado más populares, con sus diferencias, sus características, y para qué uso están diseñados según su fisonomía.

Equipos de ventana: estos sistemas llevan todos los elementos situados dentro de la misma carcasa, y están pensados de forma que al colocarlos quede el condensador en el exterior y el evaporador en el medio. Este aparato cogerá el aire del interior y lo devolverá más frío al interior nuevamente, y viceversa en el exterior, es decir que no existe intercambio de aire entre el exterior y el interior.

Su instalación es fija y puede ser localizada en ventanas o muros, aunque técnicamente están diseñados para ser instalados en ventanas, debido a problemas de filtración y humedad.

Su ventaja principal es que es un equipo todo en uno, y su instalación es rápida. La comercialización de estos aparatos ha disminuido con el tiempo debido a que son más ruidosos que otros sistemas.

Split de pared: son los equipos más populares en la actualidad, presentan marcadas ventajas frente a los de ventanas y son relativamente económicos. La unidad que contiene el compresor se ubica en el exterior de la vivienda comunicándose, mediante tubos, con la unidad interior que es el evaporador-condensador, por lo que el agujero que debe hacerse en la pared es relativamente pequeño, aunque esta instalación es un poco más complicada que la de los sistemas de ventanas, por ende más costosa.

Las ventajas de estos equipos radican en su sencillo mantenimiento, su bajo nivel de ruido y en su estética (sobre todo los de última generación). Ofrecen también una amplia variedad de potencias, para poder ser colocados en cuartos pequeños y en salones grandes.

Split Cassette: estos equipos se colocan empotrados en el techo. En cuanto al funcionamiento, estos son similares a los sistemas de pared, pero su capacidad es mucho mayor y su instalación es compleja. El split de techo es recomendado para ambientes amplios, debido a su elevada potencia, aunque suelen ser algo ruidosos. Se utilizan mucho en locales comerciales u oficinas.

Equipos portátiles sin unidad exterior: a diferencia de los sistemas vistos, este tipo de equipo no requiere de instalación. Todo su sistema está incorporado en una caja ensamblada con ruedas, de modo que se puede transportar fácilmente de una instancia a otra. Posee una manguera flexible cuya función es expulsar el aire caliente hacia el exterior.

Las ventajas son: no requerir de instalación, transportarse con facilidad y emitir muy poco ruido. Como desventaja podemos decir que en relación calidad-precio son muy costosos, y además no son muy potentes.

Aire acondicionado multisplit: es un sistema split con unidad exterior, y con varias unidades interiores, permitiendo acondicionar varias estancias a la vez con una sola unidad exterior.

Aire acondicionado conductos: este sistema, generalmente centralizado, se monta en el falso techo de la vivienda. Su distribución de aire frío o caliente, es llevada a cabo mediante conductos ocultos también en el falso techo, terminando distribuidos en unas rejillas estratégicamente colocadas por dónde saldrá el flujo de aire.

Su coste es muy alto pero ofrecen un alto nivel de confort. Como inconveniente podemos decir que su coste de instalación es elevado, y se necesitarán conductos, plafones y techos rasos.

Si tu hogar posee una preinstalación de estos conductos te recomendamos optar por la instalación de estos equipos. La principal ventaja de los aires acondicionados por conductos es que no están a la vista, ya que se colocan detrás del falso techo, agregan mucho valor a la vivienda, son de mantenimiento sencillo y espaciado en el tiempo.

Si no contamos con este tipo de instalación, la solución más recomendada son los aires split. A la hora de decidirnos por un modelo u otro debes conocer la superficie de la instancia para determinar la potencia y consumo del aparato.

Respecto a la presión sonora de los equipos, punto muy importante, es recomendable un máximo de 24 decibelios.

La tecnología inverter, es un punto a favor si el equipo que elegiremos lo posee. Este sistema actúa como regulador del mecanismo del aire acondicionado cambiando la frecuencia del ciclo eléctrico ayudando a mantener la temperatura de la sala, asegurando un gasto de energía proporcional a la refrigeración requerida. De esta manera se evita consumos innecesarios y se prolonga la vida útil del compresor.

La potencia y la eficiencia energética. Los aires acondicionados se alimentan de energía eléctrica que puede ser obtenida de la propia red o bien de la energía solar, lo que denominamos frío solar. Para que el equipo se considere eficiente debe tener una potencia inferior o igual a 12kW.

Es importante que conozcas el consumo que tendrá tu aparato en función de tus necesidades. Ten en cuenta que estos equipos cuando llegan a la temperatura que hayas programado se apagan automáticamente. Aunque adquieras un aire de más potencia, no quiere decir que el consumo de energía sea mayor, sino que se alcanzará la temperatura deseada más rápido. La potencia del equipo está determinada por los metros cuadrados de la estancia, por ejemplo para una habitación de 30m2, necesitaremos un aparato de 3000/4000 frigorias. Calcula entre 100 y 400 frigorías por metro cuadrado, dependiendo de la orientación de tu hogar, y el número de aparatos electrónicos conectados en la sala.

Por último debes tener en cuenta que de nada sirve invertir en el mejor dispositivo de aire acondicionado, si nuestra casa no posee un acondicionamiento térmico. Con esto nos referimos a evitar la salida del frío y entrada de calor. Esto puede suceder por aberturas en las ventanas, puertas, techos o paredes sin aislamientos térmicos. Estos puntos son muy importantes para lograr mantener la temperatura deseada en el hogar, y evitar un consumo de energía por encima del normal.

Recuerda en el momento de obtener el equipo de aire, cualquier duda que poseas consultarla con el técnico especializado disponible para que pueda guiarte en una compra exitosa. ¡Disfruta de tu hogar!

Al navegar por esta web aceptas el uso de nuestras cookies