Preguntas Frecuentes

¿Cómo limpiar los cristales?

¿Tu casa dispone de enormes y luminosas cristaleras? ¿A veces con la lluvia y el polvo se quedan sucias y con marcas que molestan a la vista? ¿Quieres aprender a dejar impolutos tus cristales y totalmente transparentes? Te lo contamos.

Puede que vivas en una pequeña casita de techos altos y balconadas de cristal, te encanta la luz que entra por tus ventanas y cristaleras, pero la suciedad que se acumula te incomoda.

Son muchas las ventajas que el material del cristal nos aporta día a día, podemos disfrutar de nuestro exterior, de su color, esencia y luz. Pero a veces vemos enturbiada esta visión por las marcas y suciedad que acumula. El remedio es sencillo y además el cambio del antes al después es abismal. No te dejes llevar por la pereza y limpia tus cristales de la manera más apropiada para poder disfrutar de tus vistas. En este post te damos algunas pautas, productos y pasos que te harán más sencilla esta tarea. ¡Deja tus cristales perfectamente transparentes!

¿Tu hogar necesita una buena limpieza?

Pide tus presupuestos y recibe hasta 4 contactos de profesionales en tu zona. ¡Gratis y sin compromiso!

Pide tus presupuestos

Limpiar los cristales de tu casa paso a paso

En primer lugar, tendrás que ser consciente de que el cristal es un tipo de material que requiere de unos cuidados y mantenimientos frecuentes. Es decir, se trata de un material que se ensucia con facilidad y que para evitar que acumule demasiada suciedad, huellas o restos, tendremos que prestarle cierta atención. Por ello, con cierta frecuencia, tendremos que darle un repasito a nuestras ventanas.

Antes de comenzar con la limpieza busca el momento apropiado, sin prisas ni agobios. Esta tarea requiere de tiempo y paciencia, no es bueno hacerlo con estrés ni tiempo limitado. Organiza tus productos y tómatelo como un pasatiempo. Puedes poner algo de música animada que haga de tu limpieza un rato divertido y ameno.

Siempre que limpies  tus cristales, trata de aprovechar para darle un repaso a los marcos y soportes que sujeten el vidrio.

Busca el momento apropiado e intenta que el sol no caiga en esa hora, este dificultará la tarea y secará demasiado rápido nuestros productos y quizá tengamos que repasar más veces ciertas zonas.

Cristales sucios

Si los cristales de tu casa están muy sucios, utiliza agua caliente, a esta añádele un poco de amoníaco y aplica la mezcla  desde la parte de arriba. Siempre realizaremos la limpieza desde arriba hacia abajo. Frotaremos con un estropajo especial que no raye la superficie y posteriormente aclararemos con el agua caliente.

A esta disolución de agua y amoníaco podemos añadirle jabón de lavavajillas, puede que nos ayude en aquellas zonas donde existan manchas de grasa difíciles de quitar. Pero tendremos que tener en cuenta que tras su aplicación deberemos repetir la limpieza para retirar la espuma que generará.

También existen productos especiales que están pensados para limpiar con facilidad y serán mucho más rápidos y efectistas que otros métodos.

A la hora de secar las zonas ya limpias, utiliza trapos de algodón que no suelten pelusas, si no adquiere una bayeta para cristales. No utilices papel higiénico ni de cocina, dejarán restos y marcas.

En el caso de que los cristales estén muy sucios y llenos de polvo, será mejor tratar de retirar el exceso de suciedad en seco. No presiones para no rayar la superficie, retira todo el polvo que puedas y ya podrás utilizar la mezcla de agua y amoníaco.

Soluciones naturales para limpiar los cristales

Si prefieres evitar productos tóxicos y demasiado potentes, existen numerosas soluciones naturales que darán muy buenos resultados y además serán mucho más económicos que el resto de productos.

Seguro que en tu casa tienes un poquito de vinagre para mezclarlo con agua templada. Realiza la mezcla y aplícala del mismo modo que lo harías con el amoníaco y el agua. Verás como pronto tus cristales brillan y relucen como el primer día.

También podemos realizar una mezcla de agua, vinagre y zumo de limón y aplicarla del mismo modo. Cuela bien el zumo y deja que la mezcla repose durante unas horas. Utiliza un pulverizador a la hora de aplicar el limpiador sobre las zonas a limpiar.

Otro utensilio muy eficaz es el papel de periódico, coge un unas hojas, arrúgalas bien y limpia las superficies, verás como sacan todo el brillo de tus vidrios. ¿Existe algo más barato, a mano y eficaz?

Como ves, la tarea de limpiar tus cristales es sencilla pero requiere de tiempo y de ganas. Pero, estamos seguros de que según veas los resultados, cogerás costumbre y rutina y tus cristales estarán siempre resplandecientes.

Puede también que tus cristales estén demasiado desgastados y estropeados por el paso del tiempo, si este es tu caso, contacta con un experto en instalación de cristalería y renuévalos.

Y si además estás pensando en automatizar tus ventanas de cristal, lee más acerca de este novedoso sistema.

Pedir presupuesto para cristalería

¿Te sirvió este artículo?

¡Suscríbete y consigue hacer de tu hogar un espacio mejor con sencillos trucos y consejos!