Preguntas Frecuentes

¿Cómo demoler una pared interior?

A veces las viviendas antiguas cuentan con excesivas paredes que restan luminosidad y amplitud. Es posible que prefiramos conectar estancias  y conseguir espacios más grandes en los que la luz entre sin impedimentos. Conoce los pasos a seguir para demoler una pared interior.

1. Comprobar los planos de la vivienda para saber qué paredes son tabiques o muros de carga.
2. Seleccionar la pared a demoler.
3. Delimitar y preparar la zona de trabajo.
4. Equiparse con mascarilla, gafas, casco y guantes.
5. Quitar la corriente eléctrica.
6. Preparar el techo para que no existan riesgos.
7. Ir rompiendo el panel de la pared con un martillo.
8. Retirar con cuidado todo el material sobrante.

 

  1. Comprobar los planos de la vivienda para saber qué paredes son tabiques o muros de carga.

Deberemos revisar los planos de nuestro hogar para conocer el tipo de pared que tenemos en frente. De este modo sabremos si forma parte de la estructura de la edificación o si por el contrario es un tabique. En caso de tener dudas, lo correcto será contactar con un profesional que pueda asesorarnos a la hora de saber si podemos demoler esa pared o no. Además podrá ayudarnos a conseguir los permisos necesarios para la realización de la obra.

  1. Seleccionar la pared a demoler.  

Una vez estemos asesorados y tengamos los permisos para la demolición de la pared, seleccionaremos el espacio a trabajar.

  1. Delimitar y preparar la zona de trabajo.

Vaciaremos la habitación y despejaremos la zona de trabajo para no contar con obstáculos a la hora de comenzar la obra. También procuraremos tapar todas las cosas que deseemos proteger y que no se ensucien de polvo. Además, será bueno proteger el suelo con periódicos o plásticos para evitar golpes o rasguños.

  1. Equiparse con mascarilla, gafas, casco y guantes.

Nos prepararemos y equiparemos con guantes, mascarilla, gafas y un casco. Tendremos que estar protegidos ante el polvo y los trozos que puedan desprenderse de la pared.

  1. Quitar la corriente eléctrica.

Para una mayor seguridad bajaremos los plomos de la corriente eléctrica de nuestra vivienda. De esta manera estaremos más protegidos ante posibles percances.

  1. Preparar el techo para que no existan riesgos.

Aunque la zona a trabajar sea la pared, estará bien que preparemos la zona del techo para evitar la caída de trozos de esta superficie. Añadiremos postes en la pared para que pueda reposar la cabecera.

  1. Ir rompiendo el panel de la pared con un martillo.

Con la ayuda de un martillo iremos rompiendo el panel de la pared. Para aquellas zonas más grandes podremos emplear una sierra y ayudarnos con ella. Verticalmente podremos ir cortando la pared. Lo realizaremos siempre de arriba a abajo.

  1. Retirar con cuidado todo el material sobrante.

Tendremos que romper todas las zonas, bloques de pared y yeso. Al derribar la pared lo haremos siempre desde el centro hacia los lados.

Tendremos cuidado a la hora de retirar posibles clavos y nos cercioraremos de que las zonas inferiores y superiores queden a ras. Y ya dispondremos de nuestro espacio abierto y luminoso.

Ahora ya conoces los pasos a seguir para realizar este tipo de obra, pero si lo prefieres, puedes contactar con el mejor experto en derribos de tu zona. O si quieres hacer algunos retoques más en la vivienda con el mejor albañil para tu vivienda.

Y si quieres seguir aprendiendo, sigue leyendo este post sobre cómo preparar tu casa antes de una reforma.

Pedir presupuesto para albañilería