Cubiertas con piscina

piscina prefabricada, agua, sol, verano

Sin duda, la instalación de piscinas en azoteas está en pleno auge. Cada vez son más las comunidades de vecinos que se decantan por este tipo de inversiones.

Una buena manera de aprovechar un espacio que no está en uso y darle una buena utilidad. De este modo tendremos una cubierta transitable apta para todas las familias y adaptada para pasar ratos agradables de ocio y distracción. Desde luego es un atractivo y un punto muy positivo en todo edificio. Poseer una piscina en una azotea nos aportar confort con las mejores vistas. Un descanso tras el trabajo o en los calurosos veranos.
A la hora de instalar una piscina en nuestra cubierta tendremos que contar con el punto de vista de un arquitecto que nos asesore. Que nos indique cómo aislar acústicamente el espacio, evitar filtraciones de agua y conocer con seguridad que todo queda en orden.

Lo primero a saber es si es posible construir una piscina en nuestra cubierta. Saber si podrá soportar el peso y si podrá ser transitada sin problemas. Realizar cálculos sobre la estructura del edificio, conocer si se necesitarán refuerzos de algún tipo o si es imposible colocar ningún elemento en la azotea. Un punto importante es conocer el peso de la piscina que deseamos instalar, dependiendo de este dato nos aseguraremos del buen estado del edificio.

Después de realizar un estudio en detalle de pesos y fuerzas, tendremos que saber cuál es la piscina más apropiada para nuestra construcción.

Un sistema de doble vaso nos asegura que las filtraciones de agua quedarán retenidas, lo cual es muy importante.

¿Quieres instalar una piscina en tu vivienda?

¿Tienes un jardín y te gustaría incluir una piscina en la que disfrutar en verano? ¿Quieres disfrutar y hacer ejercicio en tu piscina? Consigue hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso para tu piscina.

Pide tus presupuestos gratis

Materiales

Acero inoxidable- son muy resistentes y se adaptan a toda clase de superficies. Sus diseños pueden presentar formas muy variadas y resisten muy bien la deformación del paso de los años.

Poliéster- su instalación es muy rápida, pero cuenta con medidas específicas y modelos limitados. Necesitan mantenimiento, al contrario que las de acero inoxidable.

Hormigón- el hormigón se proyecta a través de una manguera y este se adhiere a las paredes. Este caso se adapta a cualquier tipo de superficie y forma, es efectivo y resistente. Además supone un ahorro en maquinarias, obras y personal. Es impermeable, evita fugas y garantiza una buena durabilidad.

Revestimientos

Un revestimiento muy recomendable es el gresite. No necesita demasiado mantenimiento, existen diferentes colores y se pueden generar formas y diferentes diseños.

Otro tipo es el liner, útil para piscinas soldadas. Su instalación es muy rápida y no necesita demasiado mantenimiento.

Precio cubierta con piscina

Entre 7.000 y 17.000€

(Por profesional + material)

Duración media del trabajo

Entre 2 y 4 meses.

(Dependiendo del tipo de piscina a instalar, su tamaño y el de la cubierta)


¡Suscríbete y consigue hacer de tu hogar un espacio mejor con sencillos trucos y consejos!