Cubierta plana

¿Quieres instalar una cubierta en tu hogar para protegerte de la lluvia o el sol? ¿Estás pensando en renovar tu tejado, está estropeado y tiene goteras? Una buena cubierta o tejado nos protege del exterior y es uno de los pilares principales de una casa.

Características de las cubiertas planas

Son las más comunes y utilizadas en zonas de climas cálidos y secos. Su pendiente suele ser inferior al 5%. Hasta un 10% de pendiente se consideran tejados de escasa inclinación. El exceso de agua tras las lluvias es conducida a una serie de sumideros. Pero es aconsejable para lugares geográficos que cuenten con pocas precipitaciones. Por el contrario, si se instalase este tipo de cubierta en un lugar lluvioso, podría convertirse en un problema para la edificación.

Este tipo de cubiertas puede ser transitada y puede incluso en ella, instalarse maquinarias o darle un uso diferente al que suelen tener los tejados de pendiente. También, esta subdivisión, a pesar de utilizarse desde largo tiempo atrás, tiene connotaciones modernas.

Existen una serie de principios que toda cubierta plana debe cumplir una vez instalada.

¿Necesitas renovar tu tejado o instalar una cubierta?

Consigue la mejor instalación de cubiertas o tejados para tu vivienda, obtén hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso para la cubierta o tejado de tu hogar.

Pide tus presupuestos gratis

En primer lugar, deberá soportar soportar las condiciones climáticas a las que esté expuesta. Para ello tendrá que contar con un espesor de Recubrimiento específico, a mayor grosor, mayor resistencia. Pero siempre tendremos que tener en cuenta el peso del material según la capa y espesor que le demos. Es mejor aportar por materiales resistentes pero poco pesados.

Otro punto a destacar es la evacuación del agua de las lluvias, tendrá que ser reconducida al exterior del edificio. Contando con una pendiente específica y una serie de sumideros para evacuar los excesos de agua.

Para su construcción se tendrán que utilizar materiales resistentes a la presión y a los vientos, la contracción o la dilatación. Un edificio no es un elemento inmutable, su estructura aumenta y disminuye con la temperatura ambiente y está en constante cambio, por eso, los materiales deberán ser los adecuados.

La estructura de nuestra cubierta deberá soportar su propio peso más el del agua, nieve o viento que pueda sufrir. Además deberá contar con una estructura aislante para que su temperatura sea la adecuada. De este modo ahorraremos en calefacción o refrigeración durante el año.  Además, una buena aislación nos recogerá de ruidos externos.

Debemos saber que cada cubierta tiene un tiempo límite de vida, y por lo tanto tendremos que repararlas o sustituirlas cuando sea necesario.  Así nos aseguraremos que nuestro edificio estará en perfecto estado para el confort de todos.

 

Precio cubierta plana

Entre 80 y 130 €/m²

(Por profesional + material)

Duración media del trabajo

Entre 3 y 15 días.

(Dependiendo del tamaño de la fachada)


¡Suscríbete y consigue hacer de tu hogar un espacio mejor con sencillos trucos y consejos!