Grifería

A veces la grifería pasa desapercibida, pero es un elemento a tener en cuenta, que requiere de atención y que nos ofrece muchas ventajas y opciones diferentes. Conoce tipos y diseños para despues elegir.

Dependiendo de el lugar en el que vayamos a colocar la grifería, tendremos unas características u otras por las que optar. Además, tendremos que ser concientes de la estética que queremos seguir en nuestro hogar, un detalle muy importante es que los grifos estén en consonancia con el resto de la vivienda.

No sólo la estética cumple un papel muy importante en esta decisión, si no también la funcionalidad. Tendremos que observar el tamaño, el gasto de agua, la comodidad y su usabilidad.

Tipos de grifería

Existen numerosos tipos de griferías o llaves, pero vamos a describir las más utilizadas:

– Griferia simple. Esta suele posicionarse en jardines, exteriores, garajes o fregaderos. Sólo cuentan con una entrada y misma salida.

– Griferías mezcladoras. Cuentan con dos entradas, una para el agua caliente y la otra para el agua fría, estas coinciden con una misma salida. Suele ser común para su uso en fregaderos de cocina. Tendremos además diferentes variedades dentro de las llaves mezcladoras.

– Batería de Fregadero: un caño y dos mandos diferentes.
– Monobloc: tendremos dos mandos conectados a un caño.
-Monomando: caño y mando están conectados en un mismo elemento.
-Monomando termostático: podremos controlar la temperatura del agua desde el propio mando.

¿Necesitas la ayuda de un fontanero?

Si necesitas cambiar una tubería o  tienes una fuga de agua, no dudes en solicitar presupuesto con el mejor fontanero de tu zona. Puedes conseguir hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso.

Pide tus presupuestos gratis

Tipos de grifería según el caño

– Caño bajo: Si nuestro lavabo está incrutado en un mueble de baño, esta será nuestra mejor opción. Se trata de un grifo sencillo y útil. Su instalación además no es nada compleja, puesto que no contamos con necesidad de trabajar paredes o muros.

– Caño alto: Si el lavabo está sobre nuestro mueble, será la opción más cómoda y apropiada. El grifo está más elevado de lo habitual pero sigue siendo igualmente útil y cómodo, además contaremos con múltiples diseños y sin inconvenientes de intalación.

– Grifos empotrados: En el caso de que nuestra toma de agua esté en la pared, estos son una buena solución. Además su diseño es elegante y distintivo. Tendremos más espacio en nuestra encimera de baño y su funcionalidad será la misma.

Precio grifería

Entre 40 y 100 euros / m²

(Por material)

Duración media del trabajo

Entre 1 y 3 días

(Dependiendo del tipo de grifo a instalar)


¡Suscríbete y consigue hacer de tu hogar un espacio mejor con sencillos trucos y consejos!