Suelos & Caminos

¿Piensas instalar un camino en tu jardín? ¿Una zona de suelo diferenciada del verde del jardín? ¿No sabes cuál es el más apropiado?

Antes de elegir el suelo que vamos a colocar en un jardín o exterior, tendremos que pensar en diferentes factores. El suelo que se destina a un uso externo debe ser resistente y tendrá que asegurar una durabilidad larga y sin excesivos mantenimientos. La elección no puede focalizarse tan solo en los aspectos estéticos que deseemos cuidar, sino que tendremos que centrarnos en rasgos más técnicos.Un suelo exterior tendrá que soportar grandes cambios de temperatura e inclemencias del tiempo, además de posibles golpes o roces.

Materiales para suelos y caminos

Cerámica

 Los pavimentos cerámicos son muy comunes para su uso en exteriores. Tendremos a nuestra disposición un suelo fácil de limpiar y que no requiere de demasiado cuidado. Este material además resiste los cambios de temperatura, es duradero y muy resistente.

Existen diferentes variedades dentro del suelo cerámico:

Barro, el suelo de barro dará un aspecto tradicional y rústico a nuestro jardín. Es un suelo artesanal, irregular y con ciertas imperfecciones que le dan gracia y carácter. Pero tendremos que saber que requieren de ciertos tratamientos y que se manchan con facilidad.

El gres porcelánico, es muy duradero y resistente. Además existen innumerables modelos, colores y acabados. Su instalación es sencilla y rápida.

Gres normal, muy fácil de instalar y económico. Es más fino que el de porcelana y por ello tendrá una menos resistencia.

¿Tienes pensado renovar tu jardín?

Si cuentas con un jardín muy descuidado y no cuentas con suficiente experiencia para renovarlo, no esperes más para realizar una reforma y transformarlo en un lugar de ensueño. Puedes conseguir hasta 4 presupuestos gratuitos y sin compromiso.

Pide tus presupuestos gratis

Madera

La madera puede ser una buena opción para un exterior, pero tendremos que dedicar cierto tiempo a su mantenimiento. Estéticamente es una de las  mejores opciones, pero si lo que queremos es olvidarnos de cuidados y limpiezas, no será el material más recomendado. Su instalación es más compleja que la del resto de pavimentos.

A la hora de poner el suelo en la terraza muchos barajan la opción de la madera. Se trata de una solución muy estética y confortable, que aunque tiene numerosas ventajas, también cuenta con algunos inconvenientes. Aunque es resistente, en general es más delicado que otros materiales y requiere un mantenimiento más continuado, sobre todo si se trata de madera natural. Sintético o natural, la instalación del pavimento de madera es más complicada que la de otros materiales, por lo que es recomendable acudir a un especialista.

Piedra natural

La piedra es un material estético, respetuoso con el medio ambiente y de una enorme resistencia. Su mantenimiento es muy sencillo y fácil y ofrece grandes beneficios en un exterior. Nuestro jardín ganará estéticamente gracias a esta materia y nos aseguraremos de que nuestro suelo o camino perdure a lo largo de los años. Tendremos diferentes opciones dentro de la piedra natural:

Lajas, muy resistentes a los cambios climáticos, no les afecta el frío.

Granito, menos económica que otras alternativas. Se recomienda para lugares de mucho calor por su alta resistencia. Existen numerosos acabados y colores.

Pizarra, impermeable, resistente y elegante.

Hormigón

Si buscamos una estética moderna y una durabilidad, el hormigón es la mejor opción. Tendremos diferentes colores con los que decorar nuestro exterior y todas ellos contarán con una enorme resistencia. Se trata de un material económico y de muy buenos resultados.
Y si quieres hacer una caseta en tu jardín, ¡sigue leyendo!

Precio suelos terraza

Entre 150 y 600 euros

(Dependiendo del tipo de suelo a instalar)

Duración media del trabajo

Entre 2 y 30 días

(Dependiendo del tipo de instalación)

[yasr_visitor_votes]