Sistemas de Riego

No siempre podemos estar al tanto de nuestro jardín o tener a alguien que cuide de él y esté atento a su estado. Por eso los sistemas de riego nos facilitan la labor y nos hacen más sencilla la tarea de mantener en buenas condiciones nuestro césped, árboles o plantas.

Además de esto, el sistema de riego tiene la ventaja de aprovechar el agua al máximo, sin desperdicios.

Para utilizar este tipo de sistemas, tendremos que saber el volumen de agua que vamos a utilizar, los horarios a los que regaremos y su aplicación en el terreno.

Tipos de sistema de riego para jardín

Sistema de riego con aspersores

Este sistema imita a la lluvia en el modo de repartir el agua por el terreno. El agua se traslada a través de unas tuberías hasta unos pulverizadores que la reparten a modo de lluvia. Las gotas caen desde la altura hasta las zonas que quieras regar.

Su alcance puede ser superior a los 6 metros, esto dependerá de la presión a la que viaje el agua a través de las tuberías y de su salida. Existen dos tipos de aspersores, los emergentes y los móviles.

Los emergentes se elevarán del suelo en el momento de regar la extensión, posteriormente se retraerán.

En cambio, los aspersores móviles son aquellos que van acoplados a una manguera y pueden situarse en un lugar o en otro.

¿Tienes pensado renovar tu jardín?

Si cuentas con un jardín muy descuidado y no cuentas con suficiente experiencia para renovarlo, no esperes más para realizar una reforma y transformarlo en un lugar de ensueño. Puedes conseguir hasta 4 presupuestos gratuitos y sin compromiso.

Pide tus presupuestos gratis

Riego con difusores

Se parecen a los aspersores pero su tamaño es menor. Tienen un alcance menor al de los aspersores, suele rondar los 2 o 4 metros, dependerá de su boquilla y de la presión del agua.

Son utilizados para zonas de menor amplitud y más estrechas.

Riego por goteo

El sistema de riego por goteo lleva a cada una de las plantas el agua que requiere. Esta operación se realiza mediante unos goteros que van integrados en la tubería.

Este tipo de riego ahorra mucha agua y es muy eficaz a la hora de mantener húmedas nuestras plantas o zonas.

Riego subterráneo

Este tipo de riego es de los más modernos. Se realiza mediante tuberias perforadas que se distribuyen bajo la tierra a unos 5 o 50 cm de profundidad.

Este sistema no queda a la vista. Estéticamente es el más agradable, pero es más complejo de reparar que el resto.

Cintas de exudación

Se trata de una serie de tuberías realizadas mediante un material poroso que reparte el agua de manera uniforme a través de su porosidad. Suele utilizarse para el riego de arboledas y plantaciones lineales.

Requieren de mantenimiento para evitar posibles atascos.

Riego con manguera

El más común y en cambio el menos útil. No consigue esparcir el riego de manera uniforme y se desaprovecha mucha cantidad de agua.

¿Quieres disfrutar de la sombra en tu jardín? Conoce la mejor manera de hacer una pérgola para tu jardín.

Y si lo que quieres es aprender a hacer una caseta para el jardín, ¡sigue leyendo!

Precios sistemas de riego

Desde 70 a 2000 euros

(Por profesional + material)

Duración media del trabajo

Entre 1 y 15 días

(Dependiendo del tipo de sistema a instalar)

[yasr_visitor_votes]