Pérgolas

pérgola

¿Estás pensando en introducir un elemento en tu jardín que proyecte una sombra agradable y natural? ¿Quieres además que sea un elemento estético y decorativo?

Una pérgola es un tipo de estructura que normalmente se realiza con madera y que se compone por columnas sobre las que se instala una retícula de vigas. Esta proyectará una sombra agradable y discreta. Su origen viene de los antiguos griegos y romanos que la utilizaban para estar plácidamente a la sombra en lugares exteriores.

Normalmente se instalan en jardines, terrazas o azoteas, pero también podremos observarlas en plazas públicas o parques de nuestras ciudades. Algunas de ellas están pensadas para que plantas trepadoras se instalen en sus columnas y las decoren de manera natural. A veces, incluso, su función es principalmente decorativa a modo de paso de una zona a otra o para separar ambientes.

Recuerda que también puedes aprender a decorar tu terraza con la ayuda del siguiente post sobre cómo decorar una terraza.

Materiales para una Pérgola

Las más comunes son las realizadas mediante madera y ancladas en el propio suelo exterior. Se trata, por lo tanto, de estructuras fijas para nuestros exteriores. Pero también tendremos a nuestro alcance algunas pérgolas realizadas mediante otro materiales y que además podrán desmontarse.

Las pérgolas plásticas son comunes y prácticas, pero no cuentan con la elegancia y estética de una hecha de madera. Pero una de sus ventajas, además de su practicidad, es el coste económico que nos supone frente a otros materiales.
Tendremos también otras pérgolas realizadas mediante metales resistentes a la intemperie y al paso del tiempo.

¿Tienes pensado hacer una reforma parcial?

Si te has planteado reformar tu dormitorio, ático o sala de estar, no esperes más para realizar una reforma parcial. Recuerda que puedes recibir hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso. ¡No esperes más y empieza el cambio!

Pide tus presupuestos gratis

¿Cómo conseguir una pérgola?

Una de las maneras más recomendadas es el recurrir a un carpintero profesional que sepa las medidas y materiales exactos para crear nuestra pérgola. De este modo nos aseguraremos que el diseño es exactamente el que queremos y que se adapta a nuestro jardín, terraza o ático. Sin duda, es el mejor modo de obtener el mejor resultado.

Pero si por el contrario, queremos algo más sencillo y rápido, también tenemos a nuestra disposición las pérgolas prefabricadas o en kit. Este tipo de estructura podremos encontrarla en tiendas de bricolaje o especializadas en madera. Sus medidas están predefinidas y su precio es mucho más asequible que si generamos una a medida.

En cuanto a modelos y formas, tendremos a nuestra disposición una gran variedad donde elegir. Para ello, tendremos que conocer el espacio del que disponemos y el tipo de estética y efecto que queremos conseguir.

Instalación de una pérgola

La instalación de una pérgola no es nada compleja y es un proceso bastante rápido. Normalmente suelen ir ancladas a nuestro suelo mediante unos sencillos mecanismos. El tiempo de instalación variará dependiendo del tipo de pérgola que deseemos y de sus dimensiones, pero en general el tiempo de trabajo no es demasiado extenso.

En poco tiempo tendremos nuestra estructura instalada y podremos disfrutar de la sombra que produce.

Y si en vez de instalar una pérgola prefieres cerrar tu terraza para disfrutarla  en invierno, entonces sigue leyendo el post sobre cómo cerrar una terraza. Y si quieres aprovechar para impermeabilizarla, continúa leyendo el post sobre cómo impermeabilizar una terraza.

Precio

Entre 100 y 900 euros

(Dependiendo del tipo de pérgola)

Duración media del trabajo

Entre 1 y 30 días

(Dependiendo del tipo de pérgola)


Ventajas e inconvenientes
  • Estética y originalidad.
  • Prácticidad.
  • Sombra agradable y cálida.
  • Precio elevado para diseños concretos.
  • Menor calidad para sus opciones más asequibles.

[yasr_visitor_votes]